Restaurar el Equilibrio entre Humanos, Animales y el Planeta Slow Food Publica su Nuevo Documento Expositivo sobre el Bienestar Animal

24 Sep 2022 | Spanish

El 23 de septiembre Slow Food presentó su documento expositivo sobre el bienestar animal: «Beyond Welfare: We Owe Animals Respect» —Más allá del Bienestar: Debemos respetar a los Animales—durante Terra Madre – Salone Del Gusto, en la conferencia «All we need is Slow Farming» —Lo que necesitamos es una Ganadería Slow—, en presencia de Andrea Gavinello, jefe de la Unidad de Bienestar Animal y Director General de Seguridad Alimentaria en la Comisión Europea.

«Necesitamos un cambio en el paradigma de la relación entre humanos y animales de granja. Los animales no son medios de producción. Tendrían que poder vivir en este planeta sin que su existencia esté en condiciones antinaturales y llena de sufrimiento y limitaciones. No podemos seguir alimentándolos de cultivos procedentes de la otra punta del mundo, cultivadas con monocultivos que destruyen ecosistemas. Ni la carne ni los propios animales deberían viajar miles de kilómetros hasta llegar a nuestros platos. Tenemos que reconectar la ganadería animal con la tierra. Dicho cambio significa, por supuesto, que tenemos que reducir el número de animales de granja y cambiar nuestras dietas. Comer tanta carne no es sano, lo mejor sería comer menos carne y pagar por ella un precio justo», comentó Raffaella Ponzio, líder de Slow Food en bienestar animal.

La industrializada agricultura animal de los últimos setenta años, impulsada por la creciente demanda de productos cárnicos y lácteos, ha llevado a la proliferación de enormes granjas contaminantes. Entre el 2000 y el 2013, la producción global de carne y de leche procedente de animales de ganado, bisontes, cabras y ovejas ha aumentado un 13% y un 32% respectivamente. Lo más probable es que esta tendencia siga al alza si no cambia nada.

Durante la conferencia, se abordaron numerosos aspectos en cuanto a la actividad ganadera. Larissa Mies Bombardi —profesora brasileña exiliada en Bélgica debido a amenazas recibidas tras la publicación de su libro en 2017, Atlas Geografía del uso de plaguicidas en Brasil y conexiones con la Unión Europea— subrayó los impactos negativos de la producción de soja intensiva llena de pesticidas en América Latina para alimentar a las aves, los cerdos y el ganado (también para los mercados occidentales). Sergio Capaldo, presidente de Ecosi Consortium Society, compartió buenas prácticas en cuanto al cuidado de la tierra teniendo en cuenta la crisis climática; mientras que Jacopo Goracci, ganadero de Slow Food del Baluarte Maremma Breed, señaló el papel fundamental que tiene la agricultura extensiva, especialmente en áreas marginales. Sus intervenciones fueron seguidas por Paolo Carnemolla, secretario general de Federbio, que habló de uno de sus importantes proyectos en cuanto a la clasificación del bienestar animal.

Por último, Andrea Gavinelli, de la Comisión Europea (DG SANTE), cerró la conferencia subrayando la importancia de abordar la ganadería animal como un sistema: «Esta es la mejor manera de desarrollar un sistema verdaderamente sostenible. Como se indica en el nuevo documento expositivo de Slow Food, abordar únicamente el tema de la agricultura animal no es suficiente, también tenemos que pensar en la seguridad alimentaria, biodiversidad, naturaleza, etc.». Anunció que la Comisión Europea integrará todos estos aspectos en una propuesta para una nueva regulación de la EU sobre el bienestar animal, que verá la luz en 2023 y será acordada en colaboración con el Parlamento Europeo.

El bienestar animal está estrechamente unido al de los humanos y el medioambiente, por lo tanto, estos tres aspectos deben abordarse de manera conjunta. Slow Food apoya el enfoque «One Welfare» —un bienestar único—, que reconozca la compleja interconexión entre la salud de las personas, plantas, animales y el planeta. La salud de una población no puede garantizarse si no se tiene en cuenta la salud de las plantas, los animales o el planeta. Por ello, la campaña de Slow Farming apoya a aquellos que crían animales con respeto, cuidando de la tierra, y asegurando la biodiversidad de los animales y la naturaleza. Respeto es la palabra clave de la visión de Slow Food sobre la ganadería: debemos devolverle el valor que merece, pagar el precio justo por productos de origen animal, reducir nuestro consumo y evitar el desperdicio.

Aquí puedes leer nuestro documento expositivo:

Inglés: «Beyond Welfare: We Owe Animals Respect»

Italiano: «Oltre il benessere: gli animali d’allevamento meritano rispetto»

 

Change the world through food

Learn how you can restore ecosystems, communities and your own health with our RegenerAction Toolkit.

Please enable JavaScript in your browser to complete this form.
Full name
Privacy Policy
Newsletter