Se inaugura la undécima edición de Cheese con los protagonistas del Premio Resistencia quesera 2017

Los ganadores de este año proceden de Estados Unidos, Georgia, Cabo Verde e Italia

Esta mañana, en presencia de Carlo Petrini, presidente de Slow Food International, y de las máximas autoridades locales, se ha inaugurado la undécima edición de Cheese, que se celebra hasta el 18 de septiembre de 2017 en Bra, Italia.

Durante la ceremonia se ha entregado el premio Resistencia quesera, que celebra su quinta edición este año. Un reconocimiento que Slow Food muestra a los pastores y queseros artesanos que se distinguen por la pasión, la dedicación y el compromiso en busca de calidad, rechazando los atajos de la falsa modernidad y respetando la naturalidad, la tradición y el bienestar animal. Pequeños productores que resisten a pesar del esfuerzo, de los riesgos, del aislamiento, manteniendo vivo un patrimonio extraordinario de saber hacer y de paisajes.

El premio Resistencia quesera este año se ha concedido a:

Andy Hatch – Wisconsin (Estados Unidos) del Baluarte Slow Food de quesos de leche cruda americanos

Andy Hatch ha recibido el premio no solo por los valores organolépticos de sus productos lácteos, sino también por su actividad de sensibilización de la opinión pública americana sobre la importancia de la leche cruda, por su labor cotidiana en defensa de la biodiversidad quesera y de los productos artesanales. Andy Hatch lucha cada día para consolidar un modelo de ganadería y de producción de menor impacto sobre los ecosistemas del planeta, más respetuoso con los ritmos de la naturaleza y del bienestar animal, capaz de ofrecer unos sabores más auténticos y complejos, el placer del gusto verdadero.

Kakha Abulidze – Cooperativa Agrícola Alaznistavi (Georgia)

Kakha Abulidze recibe el premio en representación de los productores de la cooperativa Alaznistavi, por su actividad en defensa del territorio y de una cultura antigua. Esta verdadera «resistencia» protege, en un ambiente altamente difícil y en las tierras altas del Cáucaso, razas locales en grave peligro de extinción. Conservan y transmiten las prácticas de producción tradicionales para que quesos como el tushuri guda – recogido en el Arca del gusto de Slow Food – no se pierdan. Gracias a su compromiso cotidiano sobrevive la cultura de los tusheti, el pueblo que habita esta región.

Roberto Logias – Baluarte Slow Food del Fiore sardo dei pastori (Cerdeña, Italia)

Roberto Logias ha recibido el premio en representación de los ganaderos y productores sardos, que se esfuerzan por preservar su tradición, su territorio no contaminado y su cultura. En particular, se premia su empeño personal por no utilizar fermentos seleccionados. Se protege no solo la biodiversidad animal y vegetal, sino también la biodiversidad de la flora microbiana, amenazada por el uso desenfrenado, también por parte de los productores artesanales, de fermentos industriales, los nuevos protagonistas de un mercado masificado compuesto por sabores uniformes, planos y homogéneos.

Irineu Eusebio da Luz – Presidente de la Cooperativa Criadores das Montanhas Baluarte Slow Food del caprino del Pianalto norte (Cabo Verde)

Irineu Eusebio da Luz ha recibido el premio en representación de todos los productores de la Cooperativa Criadores das Montanhas, Baluarte de Slow Food, por la contribución de la Cooperativa en la preservación de una producción quesera en un territorio difícil, privado casi por completo de los servicios más básicos, muy cálido y árido. Su presencia es una garantía de supervivencia para toda una comunidad. Su queso, Baluarte de Slow Food, es también un testimonio de la integración que ha tenido lugar a lo largo de los siglos entre las dos almas de las poblaciones de Cabo Verde, la africana y la europea, sobre todo la portuguesa.

Luigi De Carolis de Civita di Cascia (Umbría) y Paola Capanna de Amatrice (Lazio)

Luigi De Carolis y Paola Capanna han recibido el premio en representación de todos los productores de las regiones del centro de Italia afectadas por el terremoto de 2016, porque a pesar de la tragedia que ha sacudido a su comunidad, están resistiendo y han comenzado a reconstruir sus casas, sus centros de población y sus laboratorios. Gracias a estos productores, este territorio no acabará despoblado y abandonado, sino que podrá resurgir y continuar conservando las tradiciones y la biodiversidad.

La celebración de Cheese 2017 ha sido posible gracias al compromiso de empresas que creen en los valores y en los objetivos del evento, incluidos los Socios oficiales: Cassa di Risparmio di Bra, Egea, Lurisia, Parmigiano Reggiano, Pastificio Di Martino, Quality Beer Academy, Velier. Vino espumoso oficial: Consorzio Alta Langa.

Del 15 al 18 de septiembre de 2017 se celebra en Bra (Piamonte, Italia) la undécima edición de Cheese, el encuentro bienal dedicado a los quesos que ha desembocado en la creación de una red internacional de queseros y artesanos.

 

Para más información:

Oficina de prensa internacional de Slow Food

[email protected][email protected] +39 0172 419 645 – Twitter: @SlowFoodPress

Ciudad de Bra

Elena Martini y Erica Asselle, +39 0172 438278, [email protected]

 

 

Slow Food es una organización internacional que concibe un mundo en el que todas las personas puedan acceder a una alimentación buena: buena para los que la consumen, los que la cultivan y para el planeta. Slow Food es una extensa organización formada por más de 1500 grupos locales y 2.400 comunidades del alimento en todo el mundo que guían a todo un movimiento en el que cada año participan millones de personas. A través de proyectos como el Arca del Gusto, los Baluartes y los Huertos en África, y con la movilización de la red Terra Madre, Slow Food protege la comida y el patrimonio agrícola de todo el mundo y promueve una producción agrícola y alimentaria que respete el medio ambiente, la salud humana y la diversidad de las culturas locales.

Facebook

Twitter

 

Unsubscribe  |  Disiscriviti
  • Did you learn something new from this page?
  • yesno