Reservas de carne

¿Cuando recoges los residuos de tu asado o de tus costillas a la parrilla dominicales, que sucede con losstock huesos? La próxima vez que tu perro se siente a tu lado expectante, con los ojos ávidos, los sentidos alerta y el apetito despierto, en lugar de satisfacer sus ganas, ¿por qué no utilzar esas sobras para tus próximas comidas? Cada vez que vayas a preparar un guiso, un risotto, un ragú… un caldo casero de calidad siempre resultará ganador contra ese competidor que se nos presenta en cubitos.

Ingredientes

1.5 kg de huesos (de cualquier carne disponible)
2 ramitas de apio
2 zanahorias
4 dientes de ajo
1 cebolla
un puñado de hierbas (romero, salvia, laurel, tomillo, etc.)
1 cucharadita de pimienta
2 cucharadas de aceite de oliva
2-3 litros de agua

Preparación

1) Colocar los huesos en un bandeja para horno y hornear a 220°C (425°F) durante 1 hora.

2) Colocar las 2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén honda y agregar las verduras picadas y el ajo. Rehogar a fuego medio durante 10 minutos, o hasta que estén tiernas.

3) Agregar las hierbas, la pimienta y los huesos, cubrir con agua y dejarlo hervir.

4) Reducir el fuego y dejar hervir lentamente durante 2-4 horas para las aves de corral, o 4-6 horas para las carnes rojas.

5) Dejar enfriar, retirar la capa de grasa con una cuchara, después refrigerar, congelar o usar.

Consejos

– Si guardas las pieles, las extremidades y otros restos de corte de verduras durante semanas, puedes acumular lo suficiente para bien organizar tu reserva (puedes depositar todo en un recipiente en el congelador)

– Si no cuentas con huesos de sobra, se los puedes comprar baratos y fácilmente a tu carnicero


  • Cette page vous a-t-elle appris quelque chose ?
    ¿Has aprendido algo nuevo de esta página?
    Você aprendeu alguma coisa nova nesta página?
    Haben Sie auf dieser Seite etwas Neues gelernt?
    Узнали ли вы что-то новое на этой странице?

  • yes   no