VI Festival Del Cangrejo Negro De Providencia

Una oportunidad para seguir promoviendo el uso sostenible de recursos marinos y costeros en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina

El 4 de noviembre del presente año, se llevó a cabo la VI edición del Festival del Cangrejo Negro de Providencia, espacio promovido por la Providence Sweet Black Crab Association (ASOCRAB) para exaltar el valor cultural de la especie en la isla de Providencia. Desde su creación, hace seis años, el Festival ha integrado a la comunidad providenciana en torno a la sensibilización y promoción del uso sostenible del Cangrejo Negro, retomando expresiones culturales que dan cuenta de su alto valor patrimonial.

El Cangrejo Negro de Providencia, especie endémica del territorio, es de suma importancia para la cultura de la población raizal (un grupo minoritario étnico, que habita el archipiélago, con su propia lengua – el Creole – y cultura desarrolladas a partir de sus raíces africanas, europeas y caribeñas), es parte del patrimonio agroalimentario y ha representado el sustento para muchas familias que viven de la venta de su carne y de diversas preparaciones muy apetecidas por propios y extraños.

Durante esta edición del Festival, se llamó la atención sobre el riesgo que corre la especie por su sobrexplotación y la necesidad de proteger el recurso respetando la veda y las tallas adecuadas para su captura. Aprovechando el escenario del Festival, se realizó la premiación del concurso “Todos por la protección del Baluarte de la cultura raizal y denominación de origen”, dirigido a jóvenes raizales para motivar su participación en la reflexión y sensibilización comunitaria sobre la protección de este importante recurso y promover su consumo sostenible. Los ganadores del concurso son tres jóvenes providencianos, Mattew Robinson (13 años), Shirney Henry (17 años) y Andrew Howard (21 años) que presentaron fotos y un video musical para celebrar la importancia del cangrejo negro para la cultura y tradición de los habitantes del archipiélago. El concurso ha sido promovido por Slow Food de la mano con la Fundación Activos Culturales Afro (ACUA), gracias al apoyo del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) con el cual se está trabajando desde 2014 para el fortalecimiento del Baluarte del Cangrejo Negro.

En el marco del Festival se contó con una feria gastronómica local, donde se pudieron degustar diferentes preparaciones de la gastronomía local que involucran al Cangrejo Negro como protagonista, como la Crab Soup (Sopa de Cangrejo) o el Patti Crab (Empanada de Cangrejo), así como dulces tradicionales como el dulce de jumbaleen, el jobo y el muy apetecido helado artesanal de maíz. Este espacio fue acompañado por actividades que llamaron la atención de quienes participaron sobre el valor de la cultura gastronómica local, sus sabores y saberes tradicionales, a través de un laboratorio del gusto, dinamizado por el cocinero local y miembro del Alianza Slow Food de Cocineros/as, Martín Quintero.

Los más pequeños fueron involucrados en el Festival a través de juegos tradicionales y presentaciones artísticas de danzas y música tradicional isleña.

Durante el festival no sólo se llamó la atención sobre el uso y aprovechamiento sostenible del Cangrejo Negro de Providencia. También el pez león se hizo presente en el escenario a través de la premiación del concurso de captura del pez león, dinamizado por Conservación Internacional, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (CORALINA) y la Fundación ACUA.  Se entregaron premios a pescadores artesanales locales que participaron en la actividad capturando 181 ejemplares.  Esta iniciativa busca promover la captura de esta especia invasora que está amenazando el sistema y la economía de la pesca del Caribe, contribuyendo así al control de su reproducción y a su aprovechamiento en usos gastronómicos y artesanales.

El Festival es una iniciativa promovida por la asociación ASOCRAB, con la colaboración de la Alcaldía de Providencia, la Fundación ACUA, la Corporación Coralina, Slow Food a través del Proyecto “Slow Fish Caribe: fortaleciendo modelos de conservación y aprovechamiento sustentable en áreas protegidas en el Caribe vinculadas a Slow Food” financiado por la Unión Europea, y gracias al apoyo del FIDA y de la Cancillería Colombiana.

 

 

 

  • Did you learn something new from this page?
  • yesno