Tejocotes: Las piedras agrias de México

El tejocote (Crataegus spp.) del vocablo náhuatl “Texocotl”, tetl (algo duro, piedra) y xocotl (fruto agrio o agridulce) por lo que significa “fruto ácido y duro”. En México el género Crataegus se localiza principalmente en los climas fríos y templados. Es semejante a una pequeña manzana, de sabor agridulce, muy aromática, de color amarillo verdoso, anaranjado o rojizo con diminutos puntitos cafés, con cuatro o seis semillas en su interior, de 1 a 4 centímetros de diámetro.

Los primeros estudios realizados en México sobre tejocotes fueron hechos por el Dr. Michal W. Borys, en 1989 citó: “El tejocote ocupaba un lugar prominente en el solar de los antiguos mexicanos y hasta ahora ocupa un lugar muy prominente en los solares de muchas familias. Quizá esto se debe agradecer a un frutal muy noble, por el poco cuidado que requiere y la riqueza de dones que ofrece al hogar”[1].

Se produce principalmente en los estados de Puebla, México, Michoacán y otros del centro del país. La región del municipio de Calpan en el estado de Puebla se considera el centro de origen del tejocote y el lugar con la mayor diversidad de tejocotes en México. Llegando a este municipio las huertas de tejocotes lucen rebosantes anunciando que se avecina la temporada más fría y las festividades navideñas. Quienes los producen hacen el corte de tejocotes de septiembre a diciembre para venderlos por kilo al mayoreo, con destino a las centrales de abasto o la industria de zumos o néctares, e incluso son exportados o simplemente los venden al tanteo en los mercados locales.

Los frutos son utilizados para elaborar dulces de tejocote que se ofrendan a los difuntos el Día de Muertos, el ponche de frutas y antaño como fruta fresca para las piñatas. Algunos de los usos que a la fecha se les dan son: portainjertos, conservas, almíbares, jaleas, mermeladas, ates y licores.

Desde el punto de vista nutricional contienen calcio, hierro, vitamina C, vitamina A, complejo B, etc. También son un recurso medicinal para la tos, problemas cardiacos, nerviosos, etc. por lo que se les considera un alimento funcional.

Desde el año 2006 se lleva a cabo la Feria anual del Tejocote en el municipio de Calpan en el estado de Puebla, con el objetivo de revalorarlo debido a que por años fue olvidado y muy mal pagado, en la feria se exponen y venden plantas, frutos, ates, tartas, almíbares, mermeladas, yogures, nieves, platillos varios a base de los frutos y otros derivados. Lamentablemente en los últimos años la feria es programada durante las mismas fechas del Buen Fin (fin de semana de descuentos extraordinarios para reactivar la economía), restándole importancia y visitantes, dependiendo de la administración municipal en turno la feria puede ser modesta o copiosa.

anateyssi@gmail.com

Horticultora, foodie o comidista, investigadora cultural gastronómica y cronista de México para Slow Food internacional

[i] BORYS, Michal W. et. al., Tejocote (Crataegus spp.) – Planta para solares, macetas e interiores, Revista Chapingo [Universidad Autónoma Chapingo], Serie Horticultura 2, 1994, p. 106.
  • Did you learn something new from this page?
  • yes   no