Seminario Buenas prácticas de Slow Food en el Caribe

Los días 9 y 10 de diciembre de 2021 se realizó en línea el seminario “Buenas prácticas de Slow Food en el Caribe”, con el objetivo de socializar las experiencias más relevantes de la región, que evidenciaran su carácter resiliente e innovador.

Como premisa se tuvo en consideración que el Caribe insular es una región que se destaca por tener rasgos similares, dentro de una notable socio y biodiversidad. Así, en nuestros antecedentes históricos hemos estado signados por una economía de plantación y sistemas políticos como el colonialismo y neocolonialismo. Huracanes, empobrecimiento de los ecosistemas y una considerable dependencia de las importaciones de alimentos se destacan como nuestras características más comunes. La diversidad idiomática es también otro aspecto significativo del área caribeña. Por otro lado el Caribe exhibe importantes prácticas en el laboreo agrícola, traídas y arraigadas por las oleadas migratorias que adaptaron su forma de producir y consumir alimentos al entorno. Recetas maravillosas y exóticas distinguen a la gastronomía caribeña.

En el primer día se pudieron apreciar diversas y novedosas experiencias. Slow Food Barbados realizó un recuento de sus diez prolíferos años de vida con impactos en el ámbito comunicacional, comunitario y en la restauración; también se pudo conocer sobre su trabajo con los huertos escolares, las diversas campañas realizadas que son ejemplo en la región y el manejo sostenible del pez León. La comunidad Cibao–Sur expuso sobre sus inicios en el Movimiento, y las publicaciones y formaciones realizadas, así como los resultados del Proyecto Gastro-Turismo Los Patos, con productos regionales a ser valorizados en diversas etapas; también se presentaron sus perspectivas futuras con el Proyecto Encadenamiento Agro-Turístico Región Cibao-Sur. Seguidamente se mostró el trabajo “Slow Food en Cuba: desarrollo y proyectos futuros”, con la disertación sobre las principales temáticas desarrolladas por esta organización referidas a: la creación de nuevas comunidades, el Arca del Gusto, los Mercados de la Tierra, la Alianza de cocineras y cocineros, la Gestión del Conocimiento y la red de Fincas Slow. Al cierre se presentaron dos videos sobre el rescate del casabe y el Mercado de la Tierra en la finca Vista Hermosa, ambos de Cuba.

El segundo día se presentó la experiencia “Un viaje lírico”, de Trinidad y Tobago, en la que se mostraron valores que sustentan a este movimiento, como la importancia de creación de riqueza comunitaria como bien común, así como el significado de la intencionalidad, la inclusión y la innovación; se resaltó el valor de la interconexión en la que se involucran políticas públicas, comunidad, actores y ambiente; la campaña “Sopa y pan” es un ejemplo de la creatividad de esa organización. De República Dominicana se mostró el trabajo “Primera muestra de recetas tradicionales según el perfil gastronómico y cultural dominicano”, en el que se resaltó la labor de la comunidad Salvaguarda de los sabores dominicanos encaminada a preservar y difundir la cultura gastronómica del país como rasgo de identidad nacional, regional y local; se expusieron los resultados del levantamiento en su primera fase del inventario de preparaciones icónicas de catorce destinos cuyas recetas se estarán publicando en un libro que además de su preparación tradicional incluirá información histórica y cultural de cada una; se mencionó la iniciativa sobre la creación del podcast “Recaíto, antología culinaria”, dirigido al público joven para destacar los antecedentes históricos y las recomendaciones culinarias de esa relevante cultura gastronómica. A continuación de Puerto Rico se expuso la experiencia “De la finca al mercado: perfil de algunos miembros de Mercado de la Tierra de Aguadilla”, con un recorrido por las valiosa ofertas de esta comunidad; testimonios, mensajes y enseñanzas se recibieron de sus principales artífices, que muestran la impronta de ese mercado en la región con una labor sostenida desde 2010. Más adelante se pudo apreciar la intervención sobre «La etiqueta narrativa como herramienta de educación alimentaria y nutricional. La experiencia de Equilibrium Havana», en la que se relató la importancia del etiquetado consensuado y sobre el primer programa en Cuba dirigido a proteger a las abejas de la tierra y el medioambiente, y a estimular el uso de prácticas buenas, limpias y justas de producción y comercialización de miel de la tierra en la escala local. Al cierre, se presentó magistralmente la receta Tembleque de Puerto Rico con su realización en vivo para el deleite de todos los participantes.

Finalmente, el seminario dejó una agradable sensación en todos los participantes, y la convicción de seguir manteniendo este tipo de intercambio, con vistas a nuestra preparación para Terra Madre 2022. El Caribe vibrante y resiliente mucho puede aportar en la defensa del alimento bueno, limpio y justo, valioso estandarte de Slow Food.

  • Did you learn something new from this page?
  • yesno