El Proyecto se está desarrollando en el marco del Proyecto Slow Fish Caribe en colaboración con la Sociedad Cooperativa Pesquera Cozumel, con la asistencia técnica de los socios del Proyecto Colectividad RAZONATURA A.C., la organización Amigos de Sian Ka’an en conjunto con Slow Food

Ingrese el código de su langosta

Reset

Al comer mariscos y saber quién, qué, cuándo y cómo se capturó un pescado, el consumidor está asumiendo su nivel de responsabilidad en la salud de las pesquerías salvajes, las comunidades costeras y el océano.  El compromiso con los ecosistemas marinos más saludables no solo es crucial, sino que también es un imperativo moral que garantiza que las generaciones futuras heredarán un océano limpio y saludable. Es entonces clave la existencia de cadenas de suministro fáciles de rastrear que promueven la confianza y una relación más directa entre los pescadores, el público, los consumidores, los minoristas, los mayoristas, los gerentes y los cocineros.  Las cadenas de suministro más directas y simples ayudan a maximizar el valor para los pescadores y los consumidores.

La información sobre quién, cómo, dónde y cuándo un pescado fue capturado, procesado y distribuido debe estar fácilmente disponible para los consumidores.
El proyecto Slow Fish Caribe, gracias al compromiso y al esfuerzo de los pescadores de la Sociedad Cooperativa pesquera Cozumel, ha desarrollado un sistema de trazabilidad de langosta innovador. Más de 10.000 langostas del Baluarte en la temporada de pesca 2019 será etiquetadas con un cintillo con código de barra: al fotografiar ese código el consumidor entra en la página de los equipajes que pescó su langosta y puede conocer los pescadores protagonistas de esta fascinante historia.
Además, poniendo el código numérico de cada etiqueta, el consumidor puede conocer las informaciones específicas sobre su langosta, como el día y el área de pesca, los datos biológicos y mucho más.

¡Descubra las embarcaciones y equipos de la cooperativa Cozumel!