Molten de chocolate con un toque poblano

Molten de chocolate, volcán de chocolate, coulant de chocolate, pastel de lava de chocolate (lava cake) o pastel de lava de chocolate fundido es un postre de origen francés popularizado en Estados Unidos de América. La versión más extendida refiere que el bizcocho fue sacado del horno antes de concluir su cocción, el centro estaba líquido y caliente pero tenía buen sabor, con el paso del tiempo su preparación se fue perfeccionando.

El chef ejecutivo Abraham Santos de un reconocido restaurante de cocina artesanal mexicana contemporánea en el Centro Histórico de la ciudad de Puebla, México incorpora trufas de mole poblano a la fórmula convencional del postre para lograr un centro líquido de chocolate y mole poblano convirtiéndolo en un postre soberbio, lindo y osado.

El montaje del molten es un deleite visual, se hace sobre tierra de plátano macho con textura de streusel, acompañado de una quenefa de helado de maracuyá y un abanico de leche quemada.

Este postre es una expresión slow food, tiene la virtud de fusionar y contrastar chocolate y mole poblano para contar su propia historia en la boca y dejar una genuina huella en la memoria, un postre de autor para deleitarse, regocijarse y sorprenderse de una forma distinta con el tradicional mole poblano.

Foto: Margarita Lucas F.

anateyssi@gmail.com

Horticultora, foodie o comidista, investigadora cultural gastronómica y cronista de México para Slow Food internacional

 

 

  • Did you learn something new from this page?
  • yesno