La Fiesta de la Xunankab y el compromiso por la meliponicultura tradicional

Con una ceremonia maya de agradecimiento de la cosecha, cooperativas de meliponicultores de la Península de Yucatán se reunieron en la “Segunda Fiesta de la Xunankab”. La cita fue a las 9:00 del 28 de octubre en el parque Santiago de la localidad de Maní (Yucatán, México) desde donde se marchó hasta la sede del organismo organizador del evento: la Escuela de Agricultura Ecológica U Yits Ka’an.

Este evento, enmarcado en el proyecto “Slow Yucatán y Chiapas” (coordinado por Slow Food y financiado por la WK Kellogg Foundation), es una reunión en la cual los productores de miel melipona de distintas partes de la región comparten experiencias, aprenden los unos de los otros y crean un frente común en contra de las problemáticas que enfrentan, como el uso desmedido de agroquímicos. Muchos de los productores participantes son miembros del Baluarte Slow Food de la miel de abeja Xunankab de la Península de Yucatán.

Durante la mañana, los productores —provenientes de Maní, Mama, Valladolid, Mérida y Ek Balam— tuvieron un conversatorio en el cual se abordaron las principales problemáticas del trabajar con la Xunankab, desde la relación con otros insectos hasta los problemas de floración generados por culpa del uso de agroquímicos y del cambio climático.

Los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer el trabajo que U Yits Ka’an hace para la protección de la melipona, así como ser partícipes de las conferencias, talleres y de la ceremonia, junto con los productores.

La primera conferencia estuvo a cargo del Mtro Pedro Uc de Múuch’ Xíinbal, quien habló de los problemas que enfrenta el pueblo Maya en su territorio, invadido por megaproyectos, agroquímicos y por organizaciones que pretenden patentar a la melipona y sus productos. Luego, la Dra Elisabeth Ortiz ilustró los beneficios a la salud de la miel de melipona. La última conferencia trató sobre las divinidades Mayas y su relación con la Xunankab, descrita en el Códice Madrid, estudiado por el colectivo de epigrafistas U neek’ ts’iib.

El punto medular de esta Fiesta fue la ceremonia de agradecimiento por la cosecha, realizada por uno de los j’meen (sacerdote tradicional maya) de Maní. La ceremonia comenzó con la bendición de los asistentes, así como de los jobones —troncos preparados para servir de colmena— y con la repartición de pozole con miel de melipona. El j’meen realizó cánticos en maya de agradecimiento en el altar maya, realizado de palma y madera y en el cual se ofrendaron dulces tradicionales realizados con la misma miel. Al final de la ceremonia, estas ofrendas fueron repartidas a los asistentes.

Después de esta ceremonia se realizaron dos talleres simultáneos de cómo preparar jobones y cajas para las meliponas, y cómo traspasar parte de la colmena para que estas crezcan en su nuevo espacio.

En la clausura se dieron reconocimientos a las cooperativas asistentes, para después pasar a compartir los alimentos, no sin antes refendar el compromiso de mantener viva la tradición de la cría de la Xunankab.

  • Did you learn something new from this page?
  • yes   no