Granja la Lechuza, un centro social rural para la agroecología y la agricultura agroforestal

La granja La Lechuza es un emprendimiento de agricultura familiar agroecológica iniciado en el 2011 situado en la provincia de Misiones, en la región Noreste de Argentina. Desde su inicio el objetivo fue recrear una granja orientada a la producción de alimentos para la comercialización directa en la ciudad cercana de Oberá y desde el mes de octubre de 2019 es el centro pulsante de la Comunidad Slow Food Oberá Agroecológica.

Misiones es una de las provincias más pobres de la Argentina, mucha población campesina ha emigrado y abandonado el campo debido al desempleo y falta de oportunidades. Monocultivos de yerba mate, té, tabaco y pino han ocupado la mayoría de las superficies antiguamente dedicadas a la producción de alimentos. Grandes corporaciones madereras como Arauco se han apropiado en el norte de la provincia de mucho territorio para la producción de pasta de celulosa. Aun así, Misiones presenta el mayor nivel de biodiversidad de Argentina, es el último remanente de Mata Atlántica del Cono Sur rodeada por los monocultivos de soja GM en Paraguay y Brasil.

Desde el 2011, la familia Sonderegger- Rulli ha empezado a recuperar un suelo originalmente muy degradado y desde cero generó una granja altamente productiva y diversificada. En la actualidad se dedican a la ganadería con fines de producción de carne y lácteos, cerdos y animales pequeños como gallinas, pollos, conejos y patos. Mantienen una huerta de media hectárea con sistema agroforestal donde combinan árboles con los cultivos hortícolas, cultivos anuales más producción de frutas. La granja abarca 21,6 ha y la mitad de la superficie es una reserva de selva que bordea dos arroyos.

Su sistema de venta se ha consolidado con una red permanente de clientes en la ciudad que adquieren los productos vía servicio a domicilio y también los productos elaborados artesanalmente.

En la granja se elaboran mermeladas, pickles, chutneys, pan integral con molienda artesanal, embutidos, etc. La idea de la familia siempre fue buscar al máximo la autosuficiencia y vender los excedentes de la producción.

En estos últimos años la granja se ha extendido a las actividades de agroturismo, enfocando mucho en la educación y la ecogastronomía. Escuelas y grupos universitarios visitan la granja para aprender sobre crianza de animales con bienestar animal, agricultura agroforestal, etc. Para el público en general se ofrece un programa de día de campo donde las visitas pueden disfrutar de la visita guiada y una comida elaborada con los productos de la chacra, siguiendo los criterios de cocina km 0.

La granja también ofrece alojamiento para turistas con un amplio bungalow para 11 personas.  Las personas pueden saborear la comida artesanal y agroecológica, además recorrer la campiña y bañarse en los arroyos y cascadas de la chacra. Muchas de los huéspedes son familias con niños pequeños que aman aprender y compartir las tareas de la granja.

En los últimos años, La Lechuza ha ido creciendo como un pequeño centro social rural, donde se imparten talleres sobre agricultura ecológica, cocina saludable, tecnologías apropiadas y convocan a reuniones para productores agroecológicos. La agricultura agroforestal es un sistema donde se cultiva imitando el ecosistema de la selva, combinando árboles, arbustos y cultivos anuales y de ciclo corto. Es un modelo ideal para recuperar selva y también emerge como un sistema óptimo para recrear la selva comestible original a la cultura guaraní.

El próximo proyecto en que se enfoca la pareja de la Granja La Lechuza es generar un equipo de formación de agricultura agroforestal y poder hacer talleres de formación directamente en las comunidades guaraníes y campesinas.

Los mbyá-guaraníes son la población originaria en Misiones, pocas comunidades cuentan con los títulos de sus tierras. La mayoría vive en condiciones de mucha pobreza. Sus fuentes de trabajo son venta de artesanía y cosecha de yerba mate. Practican agricultura de subsistencia y recolección en los territorios degradados en los que se les ha dejado establecerse.

La granja La Lechuza surge como un modelo alternativo de producción agrícola y convivencia con el medio ambiente en la zona central de Misiones. Desde las practicas cotidianas, la venta semanal, los diferentes talleres y eventos se van tejiendo nuevas redes rurales y urbanas que abogan por recuperar el territorio, las prácticas de vida y los conocimientos que resguarden la biodiversidad.  Llevan a la práctica en su cotidianidad que se puede cambiar el mundo si se cambian los sistemas de producción y consumo de alimentos.

Web: https://granjalalechuza.com/

Contactos: granjalalechuza@gmail.com

Por Javiera Rulli

  • Did you learn something new from this page?
  • yesno