El Sabor del Mar abre sus puertas a la red Slow Fish Caribe

Con la pesca, al igual que con la agricultura, Slow Food cree firmemente que cada individuo puede contribuir a cambiar los mecanismos de un sistema alimentario globalizado basado en la explotación intensiva de los recursos. Redescubriendo sabores diferentes y olvidados que el mercado globalizado tiende a borrar y creando recetas nuevas o actualizadas, la Campaña internacional Slow Fish trata de recuperar la sabiduría tradicional de las comunidades, las dietas de generaciones pasadas y los recursos conocidos y desconocidos resguardados por ríos, lagos y mares. Para tener alguna posibilidad de éxito, esta reflexión debe comenzar a nivel local y desarrollarse en red. Por esto, Slow Fish cuenta con varias iniciativas regionales. Un ejemplo es la Red Slow Fish Caribe[1], que incluye a comunidades de académicos, activistas, cocineros, pescadores, representantes de instituciones provenientes de países de todo el Caribe como Colombia, Costa Rica, Cuba, Honduras, Panamá, Haiti, las islas de Granada (Pequeña Martinica) entre otros.

Slow Fish Caribe reconoce la importancia de trabajar en red, intercambiar conocimientos, aprendizajes, experiencias, buenas prácticas con el fin de trabajar en una visión común que promueva y valorice las artes de pesca artesanales en la región, así como fomentar el uso sostenible de los recursos marinos y costeros y la gestión de áreas marinas protegidas desde un enfoque holístico y compartido. Con este fin, Slow Fish Caribe participó en la feria “El Sabor del Mar” que se llevó a cabo el 16 de marzo 2019 en la ciudad de Puerto Cortés (Honduras). La iniciativa ha sido promovida por el Centro de Estudios Marinos (CEM) en colaboración con la Escuela de Gastronomía de la Universidad Global de Hondras (UNITEC) y el apoyo de Slow Food y los socios de Slow Fish Caribe. El CEM se ocupa de investigación aplicada sobre los ecosistemas costero-marinos  y ha sido un aliado activo de Slow Fish Caribe desde 2017, contribuyendo a la ampliación de la Red, la difusión de informaciones acerca de sus logros, y participando en varios momentos de encuentro a nivel nacional e internacional.

El Evento gastronómico “El Sabor del Mar” contó con la numerosa participación de comunidades de pescadores/as, cocineros/as, académicos/as, estudiantes. Con el objetivo principal de promover la venta directa de pescado de temporada – haciendo un especial énfasis en el pez blanco, un grupo de peces no tan popular en la explotación comercial – se organizaron degustaciones de diferentes recetas de mariscos, exposiciones de productos del mar, intercambios de conocimiento entre chefs nacionales e internacionales, pescadores artesanales, biólogos, estudiantes de gastronomía y técnicas culinarias, artistas y público. Se realizó un Concurso al mejor Ceviche – al cual participaron las escuelas de gastronomía de los alrededores, cocineros locales y restaurantes – que vio como ganador el restaurante “El Anafre”.

Por último, no faltó un momento de debate e intercambio de conocimientos que se desarrolló durante el Foro: “Al sazón de las pesquerías sostenibles” con el objetivo principal de crear un espacio de dialogo sobre la importancia del consumo responsable en la sostenibilidad de las pesquerías y la gobernanza marina. El foro se inauguró con unas palabras de bienvenida por parte de la Presidenta del Centro de Estudios Marinos, Diana Vásquez. A seguir, el Director Ejecutivo del CEM, Jimmy Andino, dio una charla acerca del estado de las pesquerías de Honduras; la sub-directora de DIGEPESC, Lorena Hernández, habló del fortalecimiento de la gobernanza marina y el rol de las autoridades; la jefa del Departamento de la Unidad de la Municipalidad de Puerto Cortés, Kay Bodden, en representación del Señor Alcalde Allan Ramos, habló de las acciones de gestión y gobernanza marina de la Municipalidad de Puerto Cortés. Por último, en representación de las asociaciones de pescadores artesanales de la zona, se contó con la participación de Leoncio Henríquez que habló de la implementación de buenas prácticas pesqueras.

De parte de Slow Food y Slow Fish Caribe, participó en el evento la lideresa de la Alianza de l@s cociner@s de Colombia, la cocinera Antonuela Ariza, que habló del movimiento Slow Food, compartiendo su filosofía y trabajo, con un enfoque en la red y Proyecto Slow Fish Caribe. Además, participó en una master class, durante la cual preparó un plato a base de pescado blanco envuelto en hoja de plátano: “A lo largo del evento tuve la oportunidad de hablar sobre la importancia de cómo hemos encontrado en la cocina una herramienta para llamar la atención del público sobre la pesca y el consumo responsable en Colombia a través de las historias, los vínculos y esfuerzos que hacemos con los pescadores para consumir distintas especies sin sobre explotar ninguna, aprovechar las temporadas, respetar las vedas y ofrecerles a los comensales otras posibilidades de consumo”, afirma Antonuela.

 

La jornada continuó con la participación de la Chef María José Cardona que preparó una Cazuela de Pescado Blanco y la Chef Beatriz Beaumont que cocinó un delicioso pescado blanco con tomate, compartiendo detalles importantes de la gastronomía local. En este espacio también se dio continuidad a la difusión de la Campaña sobre el consumo responsable: “Degusta Tu Caribe” que promueve los principios de un consumo responsable, al rescate y valorización de los productos locales emblemáticos, estimulando la creación de lazos entre productores de pequeña escala y consumidores.

[1] Aunque incluye comunidades de todo el Caribe, el Proyecto se focaliza principalmente en tres reservas de la biosfera: las Reservas de la Biosfera de Sian Ka’an y de Banco Chichorro en la costa mexicana de Quintana Roo, y la Reserva de la Biosfera Seaflower en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina con el objetivo de promover el uso sostenible de los recursos marinos y costeros de los complejos, frágiles y biodiversos ecosistemas del Caribe, sometidos a una excesiva explotación. El proyecto cuenta con el apoyo de la Unión Europea y está siendo implementado por Slow Food en colaboración con socios locales (Fundación Activos Culturales Afro ACUA y La Corporación para el desarrollo sostenible y ambiental del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina – CORALINA en Colombia, Amigos de Sian Ka’an y Colectividad RAZONATURA, en México), que junto con comunidades de pescadores, recolectores y productores artesanales, están llevando a cabo el proyecto y sus objetivos en sus regiones de origen.

  • Did you learn something new from this page?
  • yesno