Un Sistema Participativo de Garantía para los Baluartes (Indígenas) de Slow Food

28 Oct 2020

 width=

Image Credit Citlaly Simon & Carolina Santos Segundo

El proceso de certificación es una de las caras burocráticas del trabajo agrícola que, de hecho, no tiene mucho que ver con la agricultura en sí y sí tiene mucho de burocrático. Sin embargo, es una parte importante de la producción y la venta de alimentos, si se desea tener un producto certificado. Como Slow Food estamos trabajando en una alternativa que piloteamos junto a las comunidades indígenas y a FIDA. Pero antes de entrar en detalles, una breve introducción a la certificación. 

Los sistemas de certificación de terceros (TPC) están establecidos por la Organización Internacional de Normalización (ISO) y generalmente consisten en normas que deben ser aplicadas y controladas por actores técnicos externos (por ejemplo, inspectores) utilizando formularios de garantía genéricos que se usan en todo el mundo. La certificación ecológica es una de ellos.

Sin embargo, además de obtener un TPC o hacer una autocertificación por productores, existe una tercera forma llamada Sistemas de Participativos de Garantía (SPG).

Los Sistemas Participativos de Garantía (SPG) son sistemas locales y de bajo coste para asegurar la calidad de los productos y de la cadena de valor. Se basan en conocimientos técnicos difundidos, en la inclusión y en la responsabilidad colectiva. La principal diferencia con la Certificación de Terceros (TPC) es que los SPG incluyen en el proceso otras partes interesadas, además de los productores e inspectores, y se basan en la confianza, las redes sociales y el intercambio de conocimientos.

 width=

Image Credit Citlaly Simon & Carolina Santos Segundo

De este modo, las partes interesadas deciden los miembros de los órganos de gobierno de la SPG y los indicadores que se comprobarán siguiendo las líneas generales de las iniciativas de los SPG.

Aunque nacieron como alternativas a la TPC para los productos ecológicos, los SPG son considerados una herramienta prometedora para asesorar la sostenibilidad de la agricultura desde otros puntos de vista, debido a que se adaptan y son flexibles en contextos más variados.

¿Qué quiere decir certificar de un modo participativo un producto de un Baluarte de Slow Food?

En el marco del proyecto financiado por FIDA «Empoderar a jóvenes indígenas y a sus comunidades para defender y promover su patrimonio alimentario» se puso en marcha una iniciativa piloto de SPG para aumentar la trazabilidad y el nivel de garantía de calidad de los Baluartes según Slow Food (productos organolépticamente buenos, producción limpia y estándares de equidad) de dos productos de Baluartes Indígenas, la miel ogiek y el maguey de la mixteca oaxaqueña. Además, cabe mencionar que, mientras se trabajaba en los dos Baluartes Indígenas, otro Baluarte italiano, el frijol rojo de Lucca, también siguió el mismo camino.

Los líderes de Slow Food y de los pueblos indígenas estaban interesados en adoptar un sistema ascendente para garantizar que los productos fueran buenos, limpios y justos, pero con una mínima intervención de la sede de Slow Food. Querían una iniciativa de base que otorgara a los territorios una independencia casi completa, que tuviera resiliencia en el tiempo y que agregara credibilidad y valor internacional al sistema Slow Food, en particular al proyecto de los Baluartes.

 width=

Image credit RootsofAfrika

Cada producto que forma parte del proyecto Baluartes tiene que seguir las pautas de su cadena de producción y un protocolo de producción elaborado específicamente para ese producto. Desde este punto de vista, un Baluarte tiene que seguir un conjunto de reglas muy similares al TPC, con la diferencia de que las sanciones por el incumplimiento de dichas reglas varían significativamente. Para Slow Food, una iniciativa de SPG ayuda a que el control para la aplicación de las directrices, el protocolo de producción y las decisiones sobre las sanciones provengan directamente de los territorios y de la comunidad de Slow Food de referencia, en lugar de provenir de la sede de Slow Food (que se haría cargo de ello en algunas ocasiones especiales).

El Baluarte de la miel ogiek

Los ogiek son un pueblo indígena que vive alrededor del bosque de Mau en el lado suroeste del Valle del Rift de Kenia y en los bosques alrededor del monte Elgon, en la frontera noroeste de Kenia con Uganda. Todo el sistema de creencias y medios de vida de los ogiek gira en torno al bosque y a sus recursos, y la miel es el producto más importante que representa el principal alimento de las familias ogiek

«Sin la miel, no somos ogiek», Clare Rono, miembro del Baluarte de miel ogiek

 width=Entre los diversos desafíos a los que se enfrenta el pueblo ogiek para asegurar el sustento que ofrecen sus bosques ancestrales, la tala de árboles seguida de la reforestación con especies exóticas que no florecen es una amenaza directa para la alimentación de las abejas y la producción de miel. En 2012, un grupo de productores de miel ogiek unió sus fuerzas y formó MACOFEV, una organización comunitaria responsable de la comercialización de la miel en nombre de los productores. Entonces, en 2015 se puso en marcha el Baluarte de miel ogiek para ayudar a proteger el ecosistema del bosque de Mau y promover el valor de la cultura ancestral de los ogiek a través de su producto estrella: la miel.

Los jóvenes están involucrados activamente en la extracción y la producción de miel y ahora ocupan cargos de liderazgo en la organización local y en los procesos de toma de decisiones de los Baluartes de Slow Food.

El Baluarte de maguey de la mixteca oaxaqueña

El pueblo mixteco es el cuatro grupo indígena más grande de México. Desde tiempos inmemoriales han vivido en la región mixteca, en la parte sudoeste del país, que se extiende a ambos lados de los estados de Guerrero, Oaxaca y Puebla.La migración de jóvenes a las zonas urbanas es una de las principales amenazas para la supervivencia de la cultura y las tradiciones del pueblo mixteco.

 width=

Image Credit Citlaly Simon & Carolina Santos Segundo

«Pertenecer a una comunidad originaria no significa que seamos pobres, a veces [en] las comunidades tenemos muchas riqueza, pero lo que falta es el saber aprovecharlo y pues el estar en este Baluarte como el maguey de la mixteca oaxaqueña implica trabajo conocimiento y el echarle ganas», Micaela García Reyes, miembro del Baluarte del maguey de la mixteca oaxaqueña.

 width=Para el pueblo mixteca de Oaxaca, el maguey ha formado parte del sistema tradicional de cultivo durante milenios. Tanto esta planta en sí misma como los productos derivados de ella son pilares fundamentales de los sistemas de creencias y de sustento tradicionales de este pueblo. El fin de la vida de una planta adulta coincide con la extracción de un líquido llamado aguamiel de la parte central de la planta. Tras fermentarlo, el líquido se convierte en pulque, una bebida alcohólica suave que se consume en casa y en eventos tradicionales.

La caída en el consumo de pulque debido a la importación de nuevas bebidas industriales, como la cerveza, provocó una caída en la atención de los agricultores hacia las variedades de maguey productoras de pulque. Un grupo de mujeres se reunió para renovar el cultivo de los magueyes productores de pulque y en 2016, 35 de ellas establecieron un grupo de trabajo llamado Mujeres Milenarias. En 2018, este grupo de mujeres creó el Baluarte de Slow Food maguey de la mixteca oaxaqueña para formar parte de un movimiento internacional y proteger y promover variedades endémicas de maguey pulquero mixteco nativo de Oaxaca para la producción de aguamiel y pulque.

Establecer el SPG en los dos Baluartes

Los objetivos para establecer el SPG eran: asegurar mejores ingresos para los productores debido al aumento del valor de los productos de los Baluartes; reconocer el valor cultural y medioambiental de las producciones en su área, así como a nivel internacional, y utilizar las mejores prácticas disponibles para el cultivo, la producción y la cosecha.

Las actividades se desarrollaron entre agosto y diciembre de 2019. Los primeros pasos consistieron en celebrar talleres de capacitación con el personal de Slow Food y con expertos externos sobre el funcionamiento teórico de las iniciativas del SPG (en los que se debatieron las fortalezas y debilidades del sistema) y e identificar las partes interesadas para colaborar en esos Baluartes específicos. Cuando los grupos de interés fueron identificados, se procedió a la selección de los dos principales órganos de gobierno del SPG: el Comité Ético, que coordina principalmente el trabajo, y el Grupo de Garantía, que participa activamente en la visita de campo y recopila las listas de verificación (Hoja de garantía).

 width=

Image credit RootsofAfrika

El primer trabajo práctico consistió en elaborar las listas de verificación para cada Baluarte y ponerlas a prueba directamente en el campo. Para cada Baluarte la experiencia fue diferente, especialmente para las visitas de campo, ya que varían significativamente en tamaño y número de miembros.

El paso final consistió en compartir comentarios y debatir los principales problemas que supone trabajar con este sistema.

¿Cuáles son los puntos fuertes y los puntos débiles del SPG?

«Desde que comenzó el SPG, el sistema se ha desarrollo mucho y nosotros somos cuidadosos con cosas que antes no teníamos en cuenta». Martin Lele Kiptiony, Coordinador de los productores del Baluarte de miel de ogiek

En general, la opinión de los productores y las demás partes interesadas fue que el enfoque de Slow Food para el SPG era apropiado y que contribuía a alcanzar los objetivos establecidos. El SPG ha demostrado ser un componente adicional valioso para los proyectos Baluarte porque mejora:

  1. La sostenibilidad social mediante: el control total y la responsabilidad de la calidad del proceso de producción y del producto final; el mayor interés que muestran los jóvenes, que tienen habilidades de gestión y pueden comprender mejor las preferencias de los consumidores
  2. La sostenibilidad económica mediante: un incremento de los rendimientos e ingresos debidos a que la calidad del producto es mayor y ha sido garantizada y a la consiguiente expansión del potencial de comercialización de todos los productos.
  3. La sostenibilidad medioambiental mediante: una gestión sostenible de los recursos naturales en el proceso de producción, en el que se verifica que todos los integrantes adopten prácticas ambientalmente sostenibles. 

«El SPG es importante […] y en que nos basamos para obtener buenos productos y estar seguros que el producto que se está ofreciendo a los consumidores sea de calidad y buscar que no sea algo industrializado y que sea más natural», Micaela García Reyes, miembro del Baluarte del maguey de la mixteca oaxaqueña

 width=

Los elementos principales que se pueden esperar mediante el establecimiento de una iniciativa de SPG que tenga éxito son el fortalecimiento de la cohesión y el empoderamiento de los participantes, el aumento de la transparencia y la calidad técnica de la producción y la comercialización, los mayores rendimientos de las ventas y la expansión del potencial de comercialización mediante el aumento de la confianza de los consumidores. Los SPG han demostrado que están en perfecta sintonía con los elementos fundadores del proyecto Baluartes.

El mayor desafío fue el inicio de la COVID-19, que socavó las posibilidades de recopilar los comentarios finales, detuvo todas las reuniones sociales y restringió la movilidad, dificultando la comercialización de los productos finales. Sin embargo, es importante señalar que el concepto de solidaridad que está implícito en el SPG fortalece la resiliencia de las redes alimentarias locales en situaciones como la pandemia de la COVID-19, porque los miembros tienen que desarrollar el hábito de la confianza y la colaboración para que el SPG funcione.

Queda por definir el coste económico del propio sistema (es decir, el coste del transporte para las visitas de campo, por ejemplo), principalmente por el motivo antes mencionado.

En conclusión, podemos decir que la estructura de cualquier Baluarte de Slow Food se basa automáticamente en un espíritu existente de colaboración y aprendizaje mutuo entre los miembros. Además, el SPG aclara y hace más visible y tangible cómo la contribución de todos y cada uno de los miembros es una condición necesaria para el éxito del grupo en su conjunto.

Puedes leer más artículos relacionados con el proyecto visita nuestra pagina web. Y el estudio Aqui.

Blog & news

Cambiar el mundo a través de la comida

Aprenda cómo puede restaurar ecosistemas, comunidades y su propia salud con nuestro kit de herramientas RegeneraAction.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
Privacy Policy
Newsletter