Primer plano Slow en Berlín

10 Feb 2015

berlin-slowfoodEl sábado 17 de enero alrededor de 50.000 personas se agruparon en la capital de Alemania para exigir un cambio de rumbo en el sistema alimentario mundial. Formaban parte de la manifestación anual conocida como “Wir haben es satt” (¡Estamos hartos!), evento que reunió a personas de todos los ámbitos de la vida en común, desde agricultores y apicultores hasta organizaciones de la sociedad civil y consumidores. La participación en este acontecimiento ha sido la más alta registrada hasta ahora.

Encabezados por una procesión de tractores, los manifestantes invadieron las calles para expresar su inquietud sobre asuntos como la agricultura industrial, el despilfarro de alimentos, los OGM y la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP), el acuerdo entre La Unión Europea y Estados Unidos.

“!Comer es hacer política! Cada una de mis decisiones a la hora de comprar determina cómo se sustenta a los animales o aquello que crece sobre nuestros campos. Puedo asegurar que apoyo a los agricultores y no a las grandes empresas de la industria agrícola”, afirmó el organizador de la marcha, Jochen Fritz, a la multitud reunida frente a la Cancillería de Angela Merkel, punto final de la demostración.

Al igual que en años anteriores el acontecimiento se llevo a cabo en coincidencia con la “International Green Week”, la más grande feria de Europa dedicada a la agricultura, que se celebra en Berlín cada mes de enero. Visto el gran número de participantes en la manifestación de este año, a los asistentes a la feria, así como a los ministros de Agricultura de Europa, les resultará complicado hacer caso omiso del mensaje.

Cumplido el acontecimiento, en otros lugares de la ciudad estaban en marcha ya los preparativos para celebrar otro: la Berlinale. El Festival de Cine de Berlín es uno de los eventos más importantes en el calendario mundial del cine. Cada mes de febrero, directores, actores, periodistas y aficionados al cine de todo el mundo viajan hasta esta ciudad para participar en la famosa convocatoria internacional.

En los últimos años, con la ayuda de Slow Food una sección del festival viene siendo dedicada al mundo de la alimentación. Conocido como Cine Culnario (Kulinarisches Kino), exhibe películas de actualidad, documentales y cortometrajes que abordan diferentes asuntos relacionados con el sistema alimentario.

Junto a los correspondientes premios para las películas participantes, todos los años se concede un denominado Camera award a “personalidades o instituciones con los que el Festival se siente particularmente en deuda”. Este año el premio ha sido concedido al Presidente de Slow Food Internacional, Carlo Petrini, y a la Vicepresidenta, Alice Waters. Otorgado el 8 de febrero, el premio fue recogido por Carlo Petrini personalmente.

Al caer el telón de ambos acontecimientos, se manifiesta claro que Berlín es un epicentro de actividad para el movimiento Slow Food. ¡Nosotros estamos ya ávidos por ver lo que el resto del año nos depara!

Blog & news

Cambiar el mundo a través de la comida

Aprenda cómo puede restaurar ecosistemas, comunidades y su propia salud con nuestro kit de herramientas RegeneraAction.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
Privacy Policy
Newsletter