«La tierra se hunde y desaparece». En primera línea de la batalla contra el cambio

11 Dic 2017

Menu for Change_Slow Food_Finlandia«Soy Tero Mustonen, pescador y científico. Trabajo en todo el Ártico, en el norte del mundo, donde los efectos del cambio climático son más evidentes y severos.

Desde el año 2000 dirijo Snowchange Cooperative, un grupo sin ánimo de lucro de Carelia del Norte, en Finlandia, formado por unos dos mil representantes de los pueblos indígenas del Ártico: saami del este, yukaguir, yakutos, evenki, even, inuit, inuvialuit y kutchin. Juntos trabajamos para detener los efectos del cambio climático a partir de técnicas de pesca tradicionales y gracias a los conocimientos de los pueblos indígenas.

Colaboramos con las Naciones Unidas y con muchos otros grupos de investigación internacionales que estudian en todo el mundo las causas, los efectos y las soluciones del calentamiento global. Gracias a Snowchange y con el apoyo de Slow Food, las pequeñas comunidades indígenas han conquistado por fin el derecho a intervenir en un debate que les atañe directamente y del que siempre han sido excluidos.

Menu for Change_Slow Food_FinlandiaSin embargo, seguimos luchando para que la gente comprenda la urgencia de la grave crisis a la que nos enfrentamos: el cambio climático es real, se encuentra en una fase avanzada y se percibe cada día, sobre todo en invierno. Las comunidades de Carelia del Norte practican sobre todo la pesca bajo el hielo.

Hasta hace poco, el hielo se formaba en noviembre y duraba hasta mayo, garantizando así una estación de pesca de seis meses. Ahora el hielo no llega hasta enero y permanece hasta abril, y en los peores años hemos tenido que esperar hasta febrero y solo hemos podido pescar hasta marzo. Además, las corrientes cálidas del Atlántico no hacen más que empeorar la situación poniendo en peligro a los pescadores: este año una de nuestras flotas ha perdido maquinaria valiosa y su tripulación arriesgó su vida en el mar.

En Yakutia, una región del noreste de Siberia, vemos fundirse el permafrost con nuestros propios ojos: la tierra se hunde y desaparece. La subida de las temperaturas es el peor problema al que se enfrenta la humanidad. Necesitamos ayuda para las comunidades, la necesitamos desde hace diez años.

Con la ayuda de Slow Food aportamos todo nuestro esfuerzo para difundir este mensaje y especialmente para explicar lo importante que es involucrar a las comunidades indígenas en la lucha contra el cambio climático.

Todo ello mediante la justa restitución de la autoridad de los conocimientos tradicionales, gracias a los cuales estamos restaurando ecosistemas lacustres y fluviales y potenciando la resiliencia. Esta es la única vía para resistir a la erosión debida al cambio climático. Nuestras comunidades necesitan todo el apoyo posible para sobrevivir y preservar su mundo en Finlandia, Siberia, Canadá y Alaska. Está en juego la salvación de toda la humanidad».

 width=

Blog & news

Cambiar el mundo a través de la comida

Aprenda cómo puede restaurar ecosistemas, comunidades y su propia salud con nuestro kit de herramientas RegeneraAction.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
Privacy Policy
Newsletter