La red Latino Americana florece con iniciativas de apoyo durante esta crisis

08 Abr 2020

La red de Slow Food en todo el mundo continúa desarrollando iniciativas para seguir promoviendo alimentos buenos, limpios y justos para todos, y ahora más que nunca, atraer atención y apoyo a los agricultores y productores locales que trabajan diariamente contra la corriente moderna de alimentos industrializados.

En América Latina encontramos docenas de ideas surgiendo a medida que se establecen las cuarentenas y se cierran los mercados locales, y los agricultores luchan por vender sus alimentos.

 width=En México, los Mercados de la Tierra en Toluca y Yucatán, contactaron a su base de seguidores y rápidamente establecieron un nuevo sistema de distribución para continuar apoyando a los productores mediante el desarrollo de una nueva estrategia de distribución hasta la entrega. «La producción de alimentos no se detiene, apoya a los agricultores locales, en este tiempo de cuarentena continúan cosechando alimentos buenos, limpios y justos para la salud de nuestras familias», es el mensaje de Slow Food Toluca, mientras que @slowfoodyucatan le dice a sus clientes: «No necesitas salir, ¡venimos a ti!» Fomentando la cortesía cívica, mientras promueven el trabajo de los agricultores y productores que dependen de las ventas. Crearon un catálogo de todos los productos que los clientes pueden comprar para la entrega, y comenzaron una campaña en las redes sociales promoviendo sus productores locales de alimentos y sus esfuerzos, y la facilidad de sus servicios de entrega.

 width=De manera similar, en Chile, Slow Food Coquimbo vio la necesidad de continuar conectando a los agricultores y clientes creando una canasta de alimentos con productos locales para una fácil recolección o entrega. Y en Slow Food Uruguay nos comparten que estan desarrollando una base de datos que tiene el fin de vincular consumidores con productores orgánicos y agroecológicos en todo el territorio uruguayo así como procesadores artesanales de la producción familiar. El objetivo es brindar la información necesaria para que los consumidores accedan a alimentos buenos, limpios, justos y sanos producidos localmente. Se estimula, también, la inscripción a todos los profesionales interesados que estén involucrados en cualquiera de las partes de la cadena de producción de alimentos.

 width=

Finca del Medio, photo: Leidy Casimiro

En Cuba, surgen múltiples ideas para ayudar a la comunidad a desarrollar la resiliencia y la soberanía alimentaria. La comunidad de Frutas del Caney ha desarrollado seminarios de capacitación para fomentar el cultivo orgánico en patios, balcones y espacios pequeños, e incluso ha creado jardines verticales utilizando botellas de plástico recicladas. Otros cursos de capacitación se centran en técnicas de conservación de alimentos para que las personas puedan abastecer sus despensas con reservas y hacer frente con mayor facilidad a la cuarentena. Gracias a estas técnicas de preservación, muchas personas ahora pueden donar sus conservas a quienes no las tienen. «La comunidad de Slow Food hace un llamado a la importancia del conocimiento tradicional sobre cómo hacer el mejor uso de los recursos alimentarios locales, alentando a las personas a plantar diferentes tipos de productos en el hogar».

Slow Food Perú abordó la cuarentena con una campaña sobre compras sensatas, compra de alimentos locales, apoyo a los agricultores y mantenerse alejado del desperdicio de alimentos; una forma de crear conciencia sobre la necesidad de apoyarse mutuamente como comunidad, en lugar de crear más caos y confusión.

 

En Brasil, Slow Food se unió a un grupo de 80 entidades civiles de todas las regiones para pedir que se respete, proteja y garantice el derecho a la salud y la alimentación de la población brasileña. El documento de combinación presenta una serie de propuestas para combatir el hambre de las poblaciones más vulnerables.

Las organizaciones advierten sobre la llegada del nuevo coronavirus en un momento de estancamiento económico, desmantelamiento de los sistemas de salud y protección social y aumento acelerado de la pobreza extrema. El texto también destaca a las comunidades (mujeres, afrobrasileños, pueblos indígenas y personas que viven en favelas y regiones periféricas) que sufrirán los impactos más duros de este período.

«La pandemia también revela la urgencia de las salidas que ponen la vida y la dignidad humana en el centro de las decisiones y las políticas públicas, como un enfoque de derechos humanos».

 width=Inspirados por las diferentes iniciativas, y con el deseo de apoyar, creó una plataforma de colaboración para sistematizar y hacer públicas las diferentes iniciativas desarrolladas por la red en todo el país. Los pequeños agricultores, los productores artesanales, los restaurantes, las iniciativas de solidaridad y las acciones de Slow Food pueden iniciar sesión en un mapa interactivo para facilitar el acceso a alimentos saludables y apoyar a los necesitados. El objetivo era facilitar las conexiones entre los que producen y los que consumen, garantizando la venta a los pequeños productores y el acceso a alimentos buenos, limpios y justos para los consumidores. El mapa se lanzó el 3 de abril y, en tres días, contó con más de 400 registros de iniciativas de todos los estados brasileños, más de 2700 visitas, y está recibiendo apoyo de varias organizaciones de pequeños agricultores para chefs famosos de Brasil y grupos de investigación académica.

 

Continuaremos compartiendo las iniciativas de nuestra red a medida que esta pandemia continúa arrojando luz sobre los problemas en nuestro sistema alimentario, los mismos que Slow Food ha luchado por cambiar durante los últimos 30 años.

Blog & news

Cambiar el mundo a través de la comida

Aprenda cómo puede restaurar ecosistemas, comunidades y su propia salud con nuestro kit de herramientas RegeneraAction.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
Privacy Policy
Newsletter