La biodiversidad nutre el planeta

03 Feb 2015

Cuando ustedes lean este artículo faltaran poco más de dos meses para que dé comienzo la Expo 2015. La Exposición Universal es desde 1851 escenario de los objetivos más ambiciosos de los seres humanos, una oportunidad para compartir innovación, avances tecnológicos, descubrimientos. Desde entonces, cada cinco años, es ocasión para reunir a los ciudadanos de todo el mundo –este año los países y organizaciones internacionales participantes serán 140, y más de 20 millones los visitantes esperados- en torno a asuntos de gran actualidad e interés universal. Y ningún otro tema, desde la perspectiva de Slow Food, es más actual que la comida, la alimentación, la necesidad de garantizar una alimentación buena, limpia y justa para todos. “Nutrir el planeta”, en efecto, pero de manera sostenible: asegurando por una parte la tutela de los recursos naturales, y por otra el bienestar social y económico de los productores. Un alimento bueno, producido con consideración frente al ambiente y que asegure una adecuada renta a quien lo produce, es también la mejor alternativa para el consumidor.

Para Slow Food participar en la Expo significa compartir con un más alto número de personas la experiencia de un movimiento como el nuestro, que se ocupa desde siempre por los argumentos de alimentación y agricultura adoptando una visión holística y, por tanto, representa una gran oportunidad para difundir nuestro mensaje. Una oportunidad que hemos optado por aprovechar no obstante las muchas inconveniencias: la compraventa de los terrenos destinados a acoger el evento, el exceso de edificación y, no menos importante, los grandes interrogantes sobre el futuro destino del espacio una vez concluido el evento.

Otro elemento crítico tiene que ver con los protagonistas del acontecimiento mismo. Porque espacio y visibilidad hay también para el mundo de la agroindustria, aquella que ve la alimentación como commodity, como mercancía, privándola de hecho de su valor cultural y espiritual. Un tipo de alimentación, esta última, que no solo no nutre el planeta sino que es origen de una de las más grandes paradojas de nuestro tiempo: la comida producida podría acabar con el hambre de 12 millardos de personas, y sin embargo 850 millones de personas sufren de desnutrición. Precisamente por esto la presencia de Slow Food y de otras organizaciones de la sociedad civil se hace necesaria. Para dar a comprender que la comida que nutre el planeta es otra, es la comida con un alma, un corazón, una historia. Como ha comentado Carlo Petrini: «Expo 2015 no ha de ser una feria solo para consumidores, sino una ocasión para congregar a agricultores, pescadores, pastores y productores artesanales, ofreciéndolos la oportunidad de discutir el papel político de la alimentación. Los protagonistas del evento habrán de ser los productores de nuestra comida cotidiana».

Slow Food ocupará el interior de una amplia área: 3.500 metros cuadrados obtenidos en el área internacional, al final del Decumano, la vía que recorre el lugar de oeste a este, cerca de una de las entradas principales y junto a una gran Colina Mediterránea recubierta de higueras, olivos y cítricos. El diseño y disposición están firmados por el estudio Herzog & de Meuron, un prestigioso nombre que ha sabido interpretar al máximo nuestra filosofía y traducir el concepto de sostenibilidad en elementos arquitectónicos. El espacio de Slow Food, de hecho, constará de tres estructuras modulares de madera que evocan el aspecto de las granjas típicas del paisaje rural lombardo. Al finalizar el evento podrán ser desmontadas fácilmente y reutilizadas en cualquier otro lugar.

Ese espacio estará dividido en tres áreas principales, todas ellas accesibles y visitables gratuitamente. La primera de ellas está dedicada a un recorrido expositivo y didáctico por etapas, que abarca imágenes fotográficas, vídeos, juegos interactivos e instalaciones dedicadas a los temas fundamentales de la asociación: tutela de la biodiversidad, agricultura sostenible, familiar y de pequeña escala, derecho a una alimentación buena, limpia y justa; lucha contra los monocultivos, contra la agricultura intensiva y contra el despilfarro alimentario. De la teoría se pasa después a la práctica. La segunda área permite a los visitantes conocer la biodiversidad a través de la degustación y examen de la cadena lacteo-quesera. Leches y quesos para conocer, y saborear en vivo la biodiversidad animal (de razas y especies diversas) y los transformados, fruto del saber de generaciones de queseros. Aquí los visitantes podrán adquirir una bandeja de degustación que cambiará cada semana (con 4 diferentes tipologías de quesos, italianos y europeos), y una copa de vino (la enoteca estará organizada y dirigida por la “Banca del Vino di Pollenzo”). La tercera estructura acoge una superficie dedicada a talleres, conferencias, muestras, encuentros con productores y muchas otras cosas a fin de profundizar sobre asuntos de la alimentación –y un espacio informativo para conocer mejor la asociación Slow Food, hojear sus publicaciones o participar en un juego para reconocer la calidad de la leche. En el espacio central, finalmente, se construirán diversos huertos para explicar uno de los proyectos centrales de la estrategia de Slow Food. Los huertos comunitarios y escolares van a ser de una importancia central para el futuro de los alimentos, la sostenibilidad, la tutela de las semillas locales, la promoción de la comida local, fresca y de temporada, la necesidad de un reacercamiento entre la ciudad y el campo, el placer de una recuperada relación con la tierra, el intercambio de saberes entre generaciones…

Con esta newsletter, y con un sitio web expresamente dedicado, los mantendremos al día constantemente sobre las novedades de nuestra Expo. Pero entre tanto, los invitamos a todos a visitar nuestro espacio y a saborear la biodivesidad.

Blog & news

Cambiar el mundo a través de la comida

Aprenda cómo puede restaurar ecosistemas, comunidades y su propia salud con nuestro kit de herramientas RegeneraAction.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
Privacy Policy
Newsletter