El primer Baluarte de Slow Food nació en Haití para proteger el ron Clairin

17 Abr 2018

Slow Food ha creado oficialmente el primer Baluarte de Haití, el ron Clairin. El proyecto fue impulsado para acompañar el redescubrimiento y la promoción de los clairin haitianos tradicionales, comenzado por Velier, una empresa italiana que importa vinos y licores desde hace más de 70 años, y que apoya el trabajo de Slow Food para defender la biodiversidad alimentaria en el mundo.

El Baluarte tiene como objetivo salvaguardar el clairin tradicional, patrimonio único de Haití, y proteger el sistema agrícola de Haití, que todavía no sufre contaminación por síntesis química, hecho que ha otorgado a los fabricantes del clairin el papel de «defensores del territorio»: sus elecciones en términos de producción influirán en el futuro de Haití.

El Baluarte, que ahora tiene 12 productores de San Miguel de la Atalaya, Pignon, Cabaret, Baradères y Cavaillon, tiene como otro objetivo la identificación, la interconexión y la promoción de los productores que respetan el método de producción tradicional del clairin: el uso de la caña de azúcar nativa, cultivada sin productos químicos, que se transforma con algunas reglas simples que preservan la calidad, como la prohibición del uso de la levadura sintética y silvestre.

«El clairin tradicional haitiano es, en mi opinión, la expresión más pura del ron en el mundo, y es el resultado de la agricultura prequímica en un lugar donde el agricultor y el destilador son la misma persona», dice Luca Gargano, presidente de Velier .

«En Haití la bebida más popular es el clairin, que se consume en todos los eventos culturales de la vida de este país», dice Michel Sajous, un productor del área de Saint-Michel-de-l’Attalaye y coordinador del Baluarte. «Ser un Baluarte Slow Food nos permitirá formar parte de una gran red que reúne a agricultores y productores de todo el mundo. La supervisión, el intercambio de información y de conocimiento a través de Slow Food solo pueden ser beneficiosos para todos los puntos de vista.»

El clairin es un ron «agrícola» que se obtiene del jugo de caña de azúcar puro (y no de la melaza diluida en agua, como ocurre con el producto llamado «ron industrial»). Es muy común en Haití, porque se considera «el ron del pueblo«, y también está relacionado con los rituales religiosos del vudú.

En el Caribe, la destilación del jugo de caña de azúcar es una tradición que tiene más de 300 años de vida: la caña fue cultivada por los esclavos y el ron fue exportado como un bien preciado por las colonias. Tradicionalmente la caña de azúcar, en la que se ha basado la economía del país durante siglos, se recolecta a mano sin el uso de productos químicos y se cultiva con otros productos: maíz, yuca, plátano o mango.

A día de hoy, en el resto del Caribe hay menos de 50 destilerías activas. Sin embargo, tan solo en Haití existen más de 500 pequeñas destilerías artesanales.

Cambiar el mundo a través de la comida

Aprenda cómo puede restaurar ecosistemas, comunidades y su propia salud con nuestro kit de herramientas RegeneraAction.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
Privacy Policy
Newsletter