El futuro Plan Europeo de Proteínas necesita un enfoque más amplio, afirma Slow Food

18 Oct 2018

Con motivo de la conferencia sobre el Plan Europeo de Proteínas que se presentará en Viena a finales de noviembre, Slow Food urge a la Comisión Europea que no haga concesiones para asegurarque los cultivos de proteína sean sostenibles para el consumo humano y para considerar todas las cuestiones sensibles sobre las que ha alertado la sociedad civil. Slow Food reconoce que un nuevo Plan de Proteínas puede ser una oportunidad para Europa, pero si este no contempla regular la ganadería intensiva ni tiene en cuenta otras opciones para diversificar la producción de proteínas, esta puede acabar siendo una oportunidad perdida, además de una amenaza para los productores a pequeña escala.

En el último seminario de expertos organizado por la Comisión, Slow Food aprovechó la oportunidad para dar voz a su postura sobre un Plan de Proteínas y llamó la atención sobre la importancia de desarrollar y apoyar variedades de legumbres adaptadas al entorno local que aún se cultivan en Europa, en lugar de centrarse principalmente en opciones que suponen una mayor expansión de la soja.

Laura Solinas, la coordinadora de los productores de una de las legumbres de la red Slow Beans, representó a Slow Food en el seminario y recalcó que Europa tiene varias legumbres tradiciones que se han adaptado al entorno local y que son conservadas principalmente por los pequeños productores. «Existe un riesgo real de que los productores a pequeña escala de valiosas legumbres no se tengan en cuenta en el debate actual debido a que su trabajo no se considera económicamente rentable». Solinas añadía que ese escenario supondría «un menosprecio de los beneficios que estas legumbres pueden aportar a los ecosistemas locales y a la biodiversidad».

La Coordinadora Europea Via Campesinay Eco Ruralishan publicado recientemente un informe señalando las amenazas que deben afrontar los pequeños productores de toda Europa debido a la producción de soja. El informe llama la atención sobre la tendencia presente en las empresas agrícolas occidentales de invertir en tierras agrícolas en Europa Central y del Este.

Estas inversiones no crean mucho beneficio localmente y amenazan con «marginalizar aún más a los campesinos a pequeña escala y a las granjas familiares».

Soluciones más amplias para un Plan de Proteínas

Como respuesta a la Encuesta a expertos sobre un Plan Europeo de Proteínas, Slow Food ha expresado su preocupación debido a que el actual Plan Europeo de Proteínas no cuestiona la ganadería industrial, que ha disparado la demanda de cultivos proteicos en la UE. Slow Food opina que la reducción de la producción de alimentos de origen animal reduciría considerablemente la demanda de cultivos proteicos.

Actualmente, la mayor parte de la soja que se utiliza en la UE se destina al sector ganadero. Alrededor de 4/5 partes de la producción de soja se importan, principalmente de Latinoamérica. La alta demanda de la UE, por lo tanto, ha supuesto la destrucción y la degradación de la tierra de los principales países exportadores.

Slow Food, junto con otras organizaciones de la sociedad civil, ha escrito una carta dirigida al Comisario de Agricultura Phil Hogan que contiene una lista de recomendaciones para el Plan Europeo de Proteínas y para la nueva reforma de la PAC a principios de este año.

Blog & news

Cambiar el mundo a través de la comida

Aprenda cómo puede restaurar ecosistemas, comunidades y su propia salud con nuestro kit de herramientas RegeneraAction.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
Privacy Policy
Newsletter