Educación sobre alimentación sana y cultura en Cuba

08 Feb 2024

El proyecto Lazos y la Comunidad Amigos Del Casabe se unen en la educación sobre alimentación sana y cultura, con niños de la Comunidad De La Habana Vieja

Slow Food en Cuba

La necesidad de fortalecer el Pilar Educación proclamado por Slow Food, ha devenido inspiración para el trabajo de muchas comunidades de Slow Food en Cuba. Es por ello que diversos proyectos y nodos locales se encuentran desarrollando iniciativas para fortalecer la educación alimentaria hacia la configuración de sistemas agroalimentarios sostenibles, resilientes y soberanos. En la presente se destaca el trabajo del proyecto Lazos y de la comunidad Amigos del Casabe, que han creado alianzas estratégicas para promocionar y consolidar su labor educativa.

 

El proyecto Lazos

El proyecto Lazos de “Gestión participativa para el empoderamiento y sostenibilidad ambiental en la cuenca de la Bahía de La Habana” tiene como objetivo fundamental contribuir al desarrollo de capacidades para la gestión ambiental, articulando los actores del territorio para fortalecer la resiliencia comunitaria en apoyo a la Tarea Vida del estado cubano, vinculada a los Objetivos del Desarrollo Sostenible. Este proyecto está conformado por colaboradores de la Asociación de Pedagogos de Cuba (APC), el Centro de Intercambio y Referencia-Iniciativas Comunitarias (CIERIC), el  Centro Félix Varela y el Grupo de Trabajo Estatal de la Bahía de La Habana. Su sede se encuentra en la Sociedad Civil Patrimonio Comunidad y Medioambiente, perteneciente a la Oficina del Historiador de La Habana. Promueve soluciones desde la comunidad a problemas ambientales, teniendo en cuenta la estrategia ambiental de nuestro país. Sus objetivos tributan a los ODS No.  Hambre cero, y el No. 12 sobre Producción y consumo responsables.

Desde sus prácticas el proyecto Lazos:

  • Impulsa los diagnósticos ambientales comunitarios desde el uso de la metodología de Mapa Verde.
  • Los procesos de formación de promotores ambientales y gestores del desarrollo sostenible desde la equidad y la inclusión.
  • Desarrolla acciones de mitigación ante el cambio climático sensibilizando a las y los comunitarios ante los peligros vulnerabilidades y riesgos.

La comunidad Slow Amigos del Casabe

Por su parte la comunidad Slow Amigos del Casabe, con su sede en el restaurante Yucasabi es un proyecto enclavado en el municipio de La Habana Vieja, que desarrolla múltiples acciones para la salvaguarda del casabe, alimento ancestral del Caribe, catalogado en el Arca del Gusto Internacional. El restaurante se encuentra ubicado en Obrapía No. 60 entre Oficios y Avenida del Puerto, en el casco histórico de la capital y se ha ido convirtiendo desde su creación en un espacio que permite disfrutar a clientes nacionales y extranjeros de las bondades del casabe y contribuir a la promoción de su hábito de consumo. Además, a principios de enero de este año, se inauguró un nuevo espacio dedicado al casabe, en el municipio Playa de La Habana.

Ambos proyectos mantienen una estrecha relación con el Movimiento de Alimentación Sostenible de Cuba (MAS), grupo de trabajo de la Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de Energía y el respeto Ambiental (Cubasolar), en estrecho intercambio con Slow Food Internacional.

 

Educacion alimentarsanen Cuba

Acciones educativa conjuntas

A partir del Convenio de Colaboración firmado entre la Comunidad Amigos del Casabe y el Proyecto Lazos, se organizó a finales de 2023 en el restaurante temático Yucasabi, el Taller La Ruta del Casabe, con niños de las escuelas primarias Simón Rodríguez y Camilo Cienfuegos, y las secundarias básicas José Martí y René Fraga, del municipio Habana Vieja.

Durante los tres meses del Taller, los niños conocieron sobre el emprendimiento Yucasabi, su apuesta por defender la cocina cubana y al casabe como producto líder. El restaurante, además del servicio gastronómico, desarrolla entre sus actividades económicas, la producción y comercialización de derivados de la yuca, viandas y frutas tropicales; objetos sociales acordes con la Ley de Soberanía Alimentaria y Seguridad Alimentaria y Nutricional, aprobada en octubre de 2022 en Cuba.

La gastronomía del restaurante Yucasabi es mayormente con productos locales, encadenados con otros emprendimientos agrícolas y una variedad de recetas a partir del casabe y la yuca. El carácter único de su carta menú, elaborada con alta calidad y su valor cultural, puede resultar singularmente atractivo, unido a las bondades que tiene el casabe al no tener en su composición sustancias como gluten, grasa y sal, y ser óptimo para la alimentación vegetariana y vegana, así como para las personas celiacas.

Durante los encuentros, los niños profundizaron sobre el casabe, su valor cultural, el significado que tuvo en la alimentación de los aborígenes, su trayectoria histórica y cómo llegó hasta nuestros días. Igualmente, conocieron sobre el proceso productivo del casabe, los instrumentos de trabajo que se utilizan y los cambios en su forma de producción. Por otro lado, conocieron sobre las regiones de Cuba donde aún está presente la producción y consumo del casabe. En el caso de La Habana, descubrieron la ruta arqueológica del casabe en el casco histórico de La Habana Vieja. Identificaron lugares en su zona de residencia donde hubo hallazgos arqueológicos vinculados al casabe, como es el caso de un sitio ubicado cerca del restaurante Yucasabi. Se amplió información sobre otros derivados de la yuca y diferentes platos que se ofrecen en el restaurante. Por otro lado, ampliaron información sobre los principios de tener una alimentación sana, así como los criterios selectivos que debemos seguir a la hora de elegir los productos que se compran y consumen.

Igualmente se familiarizaron con los conceptos y problemáticas del cambio climático y la Metodología de Mapa Verde. Conocieron; además, sobre el actual proceso que se lleva a cabo por la Unesco para declarar las prácticas culturales y gastronómicas asociadas al casabe como patrimonio inmaterial de la humanidad. El Taller concluyó con una variada degustación de casabe con vegetales salteados, carne de cerdo, minipizzabe (pequeña pizza de casabe) y dulce de frutas.

Finalmente, los participantes reconocieron que el casabe es más que un simple alimento en el Caribe. Representa un vínculo con la historia, la tradición y la identidad cultural de la región. Su preparación y consumo siguen siendo prácticas importantes que mantienen viva la conexión de las comunidades con su pasado y sus raíces. Aunque la modernidad ha impuesto otros patrones alimentarios, el valor del casabe es significativo en nuestros días, al ser un producto tradicional y de producción local. Estimular su consumo puede ayudar a disminuir la importación de alimentos en Cuba, y a su prevalencia como alimento autóctono, contribuyente al logro de la soberanía alimentaria.

Victoria  Castillo Garrido

Máster en Ciencias de la Educación

Coordinadora territorial Proyecto Lazos Habana Vieja

Yudisley Cruz Valdés

Máster en Gestión del Turismo

Blog & news

Cambiar el mundo a través de la comida

Aprenda cómo puede restaurar ecosistemas, comunidades y su propia salud con nuestro kit de herramientas RegeneraAction.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
Privacy Policy
Newsletter