Cocinando una milpa buena, limpia y justa

22 Feb 2019

Con un altar de flores y semillas al centro, agradeciendo a la madre tierra y al maíz, el 13 de febrero 2019, inició el primer taller  para la conformación del Baluarte del sistema milpa en Chiapas.

Acudieron aproximadamente 40 mujeres que producen tostadas de maíz y pertenecen a 5 comunidades de Chiapas. Estas mujeres forman parte de los grupos Mujeres y Maíz y de la marca de tostadas Tostixim. Este nuevo Baluarte es impulsado por CAMMADS, ECOSUR y Slow Food y será abanderado por tostadas elaboradas de forma tradicional, hechas a mano y secadas en fogones de leña.

En este primer encuentro en el que convergieron mujeres tsotsiles, tseltales y mestizas de diferentes edades, la intención fue reconocernos como un grupo diverso dispuesto a colaborar juntas. El intercambio de experiencias entre mujeres sobre la forma en la que cada una prepara sus tostadas y los sabores que les agregan guio el diálogo. Entre ellas, las técnicas que usan,  los tipos de fogones, incluso las variedades de maíz que utilizan son distintos, esto  hace de cada receta un tesoro particular. ¿Puedes imaginarte tostadas de cacao, chipilín, chile y cilantro? Estos son algunos de los sabores con cultivos de la milpa que se preparan.

Otro de los temas que nos convocó,  fue  imaginar cómo organizarnos de forma colectiva.  Para ello,  las compañeras de CAMMADS y ECOSUR propusieron actividades como “voltear el costal” con las que se reflexionó  el aporte de trabajar colectivamente, cómo vincularnos con nuestros aliados y cómo nos coordinamos entre todas.

Con energía y ánimo iniciamos este proceso, en el que las mujeres conocieron más acerca de la filosofía de Slow Food. Concordamos en que una alimentación sana es necesaria, las mujeres reconocieron su aporte al producir tostadas sanas de maíz verdadero y se saben merecedoras de precios justos. El Baluarte del sistema milpa en Chiapas reconoce el trabajo de las mujeres y su aporte a la soberanía alimentaria, a través del resguardo de semillas nativas, el rescate de las prácticas tradicionales con que se preparan tostadas, además de un aporte a la economía familiar que pone en el centro a la vida. Desde las milpas y los fogones chiapanecos un nuevo Baluarte se está cocinando con olor a tostadas limpias, sanas y justas.

Las actividades del Baluarte son parte del proyecto “Slow Yucatán y Chiapas”, financiado por la WK Kellogg Foundation.

 

 

Blog & news

Cambiar el mundo a través de la comida

Aprenda cómo puede restaurar ecosistemas, comunidades y su propia salud con nuestro kit de herramientas RegeneraAction.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
Privacy Policy
Newsletter