Berta Cáceres: Defensora de la naturaleza en Honduras y Centro América

07 Mar 2016

04inchiesta-berta-caceres-coordinatrice-del-copinh-500x340

 

 

 

 

 

El jueves 3 de marzo Centro América amaneció siendo menos; la vida de Berta Cáceres nos había sido arrebatada. Fue asesinada en su residencia ubicada en la Esperanza, del departamento de Intibuca en Honduras.

Berta Cáceres, fundadora y Coordinadora General del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras –COPINH-, una de las más importantes defensoras de los Derechos Humanos en Honduras y en Centroamérica, se destacó por su lucha ecologista al defender los intereses del pueblo indígena Lenca frente al mismo Estado hondureño y a la empresa estatal china Sinohydro, quienes con el apoyo de la Corporación Financiera Internacional, entidad del Banco Mundial intentaban imponer un proyecto hidroeléctrico denominado Agua Zarca utilizando el caudal del río Gualcarqué, lo que constituía una seria amenaza a los medios de vida de esa población; finalmente el proyecto fue detenido y con ello se escribió uno de los capítulos más importantes de la vida ciudadana en Honduras, así como en la defensa de los derechos de los Pueblos indígenas en Centroamérica, con fundamento en el Convenio 169 de la OIT.

Una vez más la lucha por la defensa de los Derechos Humanos en Centroamérica, tenía rostro de mujer, de mujer indígena y con juventud.

Sin embargo los intereses económicos nacionales y transnacionales, ordenaban su muerte. Seguramente por alguien que pertenece a aquellos sectores que buscan acrecentar sus riquezas a través del despojo y explotación de los recursos naturales de los pueblos centroamericanos, especialmente en el territorio del pueblo indígena Lenca, en Honduras; un país cuya democracia ha sido arrebatada por los militares al servicio del poder económico, que sufre del más alto índice de asesinatos de defensores de derechos humanos, uno de los países que junto con Guatemala y El Salvador registran los niveles más altos de crímenes en el mundo.

Berta Cáceres, sufrió diversas formas de persecución incluso órdenes de captura y no obstante haber recibido numerosas amenazas de muerte, el Estado hondureño se había negado a brindarle las medidas de seguridad ordenadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

La madrugada del asesinato de Berta, también resultó herido su amigo Gustavo Castro Soto, dirigente de la organización no gubernamental Otros Mundos, A. C. y Amigos por la Tierra México, que conforman la Red Mexicana de Afectados por la Minería –REMA-. Y es que la lucha por la defensa de la naturaleza en la región de Mesoamérica (sureste de México, Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua), enfrenta las condiciones más difíciles y adversas, por los intereses de empresas transnacionales para invertir en actividades principalmente como la minería, hidroeléctricas y plantaciones agrícolas intensivas, aprovechando el modelo de desarrollo económico que impulsan los gobiernos de esta región a través de amplias facilidades e incentivos fiscales, así como los altos niveles de impunidad y de corrupción de muchos de sus funcionarios públicos. A lo anterior debe agregarse que las organizaciones sociales, campesinas e indígenas y defensores de Derechos Humanos, han sido profundamente afectadas por el nuevo modelo de asistencia de la cooperación internacional que ante las recientes crisis económicas a nivel mundial, han reducido drásticamente su apoyo económico en la región.

La respuesta de repudio a nivel nacional, regional e internacional ha sido inmediata y contundente, han condenado el cobarde asesinato de Berta y exigido a las autoridades hondureñas, la pronta, efectiva y transparente investigación para dar con los responsables materiales e intelectuales de este crimen.   Un gesto de solidaridad mínimo para con el pueblo hondureño, organizaciones ecologistas y defensores de derechos humanos consiste en mantener la atención sobre la situación en Honduras y expresar nuestro apoyo a las y los dirigentes de la COPINH, para que el ejemplo de Berta Cáceres sea la semilla de un mundo distinto, que es posible.

 

Sergio Vives – Miembro del Centro de Estudios y Documentación de la Frontera Occidental de Guatemala CEDFOG y Abogado defensor de Derechos Humanos

Cambiar el mundo a través de la comida

Aprenda cómo puede restaurar ecosistemas, comunidades y su propia salud con nuestro kit de herramientas RegeneraAction.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
Privacy Policy
Newsletter