Ahuautle, el amaranto de agua

Ahuautle (aguatle, ahuacle), su nombre proviene del náhuatl atl, agua, y huauhtli, semilla de alegría o amaranto (bledo); son huevecillos, ninfas o adultos de insectos hemípteros, particularmente de las familias Corixidae y Notonectidae que se depositan en el tule o junco (hojas lacustres similares al pasto) y otras plantas acuáticas. Se extraen con ramas o trampas desde la época prehispánica de los lagos o lagunas del Valle de México, fue llamado en términos genéricos axayácatl y destaca su similitud con las semillas de amaranto, mide aproximadamente 1 mm y su color es blancuzco. Su sabor es intenso y único, muy parecido a los crustáceos como el camarón, rico en proteínas, hierro, calcio, tiamina, fósforo, potasio, etc.

En la época prehispánica se consumía fresco por los mexicas y se vendía en los mercados cocido, triturado y envuelto en hojas de maíz. Su consumo está arraigado alrededor de los lagos de Atlangatepec y Texcoco.

Hasta mediados del siglo XX el ahuautle se vendía seco en los mercados locales o de casa en casa en diversos lugares del centro de México después de la temporada de lluvias (marzo, abril y mayo) en pequeños cajoncillos que equivalían a medio cuarto de kilogramo o 100 gramos y siempre ha tenido un costo alto; su preparación consistía en tostarlo, molerlo (pulverizarlo) o no y mezclarlo con huevos de gallinas o totolas así como se elaboran las tortitas de camarón seco. Existen otras preparaciones, por ejemplo con huazontles, calabacitas, chiles o verduras, en tamales o mixiotes.

El ahuautle forma parte del Arca del Gusto de Slow Food México en la categoría de insectos.

La desaparición y contaminación de los lagos y el cambio de hábitos en el consumo de alimentos locales que consideran insalubre el ahuautle han favorecido su desaparición, venta y consumo aunque excepcionalmente se puede encontrar con dificultades en algunos lugares.

El ahuautle ha quedado en la memoria culinaria de nuestros adultos mayores como un manjar y en su añoranza de volver a encontrarlos y consumirlos.

anateyssi@gmail.com

Horticultora, foodie o comidista, investigadora cultural gastronómica y cronista de México para Slow Food Internacional.

  • Did you learn something new from this page?
  • yesno