Energías renovables y sostenibilidad alimentaria

26 Jun 2024

La Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de Energía y el Respeto Ambiental (Cubasolar) organiza el XV Taller Internacional Cubasolar 2024, a realizarse del 19 al 21 de noviembre de ese año, en el insigne Hotel Nacional, de la Habana, Cuba.

El evento tendrá como objetivos avanzar hacia la construcción de un sistema energético sostenible basado en fuentes renovables de energía (FRE); propiciar la cooperación y transferencia de tecnologías; y promover el intercambio de experiencias y buenas prácticas entre especialistas e interesados en los temas de energía, agua, alimentación y desarrollo sostenible, resiliente e inclusivo.

En particular, habrá un taller sobre Sistemas Alimentarios Sostenibles organizado por Leidy Casimiro Rodríguez (Consejera Internacional de Slow Food) y Madelaine Vázquez Gálvez (Árbitro de Slow Food Internacional).

En la actualidad cada día resultan más evidentes los profundos nexos entre la producción sostenible de alimentos y el empleo de las fuentes renovables de energía. Es urgente una transición hacia el uso de energías no contaminantes, en detrimento del uso de los combustibles fósiles, cuya alta dependencia es un indicador de baja sostenibilidad. Por otra parte, se reconoce a la Agroecología como el sistema productivo más eficiente y viable, debido a su dependencia mínima de agroquímicos, combustibles fósiles y subsidios de energía. Su capacidad de crear sistemas complejos y autosustentables, basados en la ciencia y en los conocimientos del pequeño agricultor, deviene garante para la conformación de ciclos cerrados, el logro de la soberanía alimentaria y la conservación de los ecosistemas.

El establecimiento de la tecnología del biogás, los molinos de vientos, los arietes hidráulicos, los secadores y calentadores solares, las cocinas eficientes, el bombeo fotovoltaico y la tracción animal, entre otras opciones, configuran un modelo eficiente para las fincas agroecológicas. La eficiencia energética viabiliza el incremento de las salidas energéticas totales, y constituye un indicador importante para la evaluación de los sistemas agroalimentarios.

Cuba cuenta con numerosas experiencias que avalan la necesidad de incorporar las energías renovables en estos procesos. Slow Food en Cuba, en alianza con la Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de Energía y el Respeto Ambiental y su grupo de trabajo, el Movimiento de Alimentación Sostenible, se han ocupado de difundir estos preceptos. Desde hace 30 años se cuenta con dos revistas especializadas en energética solar, que publican artículos vinculados a las temáticas de agroecología y educación alimentaria y nutricional (www.cubasolar.cu). El movimiento de Slow Farms en Cuba, iniciado en 2018, ha incorporado en su metodología de evaluación y monitoreo los indicadores relacionados con las FRE en la producción de alimentos. Desde 2008, Cubasolar incluyó el tema de energía y alimentación en su Taller Internacional, con edición bienal; en noviembre de 2024 tendrá lugar su quinceava edición con el panel «Sistemas Alimentarios Sostenibles».

En Cuba, uno de los casos más relevantes es el de la Finca del Medio, que ha logrado transitar de un sistema altamente degradado y desactivado por la agricultura convencional a un proyecto de vida familiar con los principios de la Agroecología, la Permacultura y los de Slow Food. Se han especializado en el uso de las fuentes renovables, fogones eficientes, cocción solar, sistemas de riego por gravedad, instalación y uso de arietes hidráulicos, molinos de viento, construcción de biodigestores, de viviendas bioclimáticas, selección de animales y plantas para pequeñas fincas, así como validado en la práctica diferentes innovaciones y principios extrapolables al fomento de la agricultura campesina sostenible.

El sistema alimentario actual genera grandes contradicciones que exigen la aplicación de política consensuadas a escala global, para disminuir sus efectos en el cambio climático y mejorar la salud planetaria y de las personas. Lograr una verdadera  sostenibilidad y soberanía alimentarias de los pueblos solo es posible, mediante la transición acelerada hacia sistemas agroalimentarios basados en el uso de las fuentes renovables de energía.

 

Por Madelaine Vázquez Gálvez* y Leidy Casimiro Rodríguez**

* Ingeniera Tecnóloga en la especialidad de Tecnología y Organización de la Alimentación Social. Máster en Ciencias de la Educación Superior. Árbitro de Slow Food Internacional.

E-mail: [email protected]

** Dra. en Agroecología. Profesora Titular Universidad de Sancti Spíritus.

Finca del Medio. Consejera Internacional de Slow Food.

E-mail: [email protected]

Change the world through food

Learn how you can restore ecosystems, communities and your own health with our RegenerAction Toolkit.

Please enable JavaScript in your browser to complete this form.
Full name
Privacy Policy
Newsletter