El derecho a la alimentaciĆ³n

«El derecho a la alimentación es un derecho humano y no una opción política que los Estados puedan escoger si seguir o no. Por lo tanto, reconocerlo implica obligaciones para esos Estados. No es normal, ni tolerable, que los Estados honren tan sólo los compromisos derivados de acuerdos económicos y comerciales a nivel internacional, a despecho de los compromisos en materia de derechos humanos, que con mucha frecuencia resultan incompatibles con los primeros. Sin embargo, el primado de los derechos humanos sobre cualquier tipo de acuerdo económico o comercial ha sido afirmado repetidas veces en las resoluciones adoptadas por esos mismos estados en el seno a las agencias de la ONU.»  

 

(Extracto de El derecho a la alimentación, un derecho humano fundamental sancionado por la ONU y reconocido por tratados regionales y numerosas constituciones. Folleto elaborado por Christophe Golay, Consejero del Relator especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación, y Melik Özden, Director del Programa de Derechos Humanos del Cetim y Representante permanente en la ONU)