Organizaciones en defensa del ambiente

A día de hoy, son sobre todo las organizaciones ambientalistas las que han denunciado los problemas vinculados con la sobrepesca y la acuicultura. No obstante, desde hace una década han ido apareciendo diversas asociaciones o campañas con el objetivo específico de defender el consumo y el comercio sostenible de los productos del mar: Seafood Choices Alliances, Seafood Watch, The Good Catch, Seafood See Life, SeaChoice, The Marine Stewardship Council, Responsible Fishing Alliance, Friends of the Sea, Chefs Collaborative,… y, naturalmente, Slow Fish.


Los esfuerzos mayores para un consumo sostenible de los productos ícticos se concentran en la América septentrional y en el Norte de Europa. Mucho queda aún por realizar en todo el mundo, pero sobre todo en Asia  (particularmente en China), en América Latina y en la cuenca mediterránea. Japón, primer importador y consumidor de pescado en el mundo, hace bien poco que ha emprendido una vía de tímida toma de conciencia de las consecuencias ecológicas y sociales de sus decisiones y de sus consumos.