Slow Food Slow Food Donate Slow Food Join Us
 
 

Para saber más   |   Actualidad   |   Prensa

|

English - Français - Italiano - Español - Deutsch
 
 

Búsqueda

   
   
 
 
 
 
Slow Fish - Le poisson bon, propre et juste
 
 

Salmón de piscifactoría y salvaje (Atlántico)


Nombre científico

 

Salmo salar

 

Nombres comerciales

 

Salmón del Atlántico, salmón de piscifactoría, sake (cuando está preparado en forma de sushi)

 

Problemas...

 

De alimento de lujo reservado para las ocasiones más importantes, como Navidad o Fin de Año, el salmón ha devenido poco a poco disponible en cualquier estación, en grandes cantidades y a precios razonables (para el presupuesto de una familia occidental media) en cualquier supermercado. Tal disponibilidad, sin embargo, no nos debe llamar a engaño: el salmón es todo lo contrario de un pescado sostenible.

 

 

...del salmón salvaje del Atlántico 

 

Estado de las reservas

 

Las reservas de salmón salvaje del Atlántico se han visto reducidas hoy a niveles particularmente bajos. Las causas son múltiples: la sobrepesca, la contaminación, los cambios ambientales, la acuicultura, el deterioro de los habitats y las perturbaciones de las vías migratorias. Las reservas de salmón salvaje del Atlántico, de la América septentrional y de Europa, así como las del Mar Báltico, han sido explotadas excesivamente desde el siglo XIX y la especie, en efecto, ha desaparecido en numerosas regiones.

 

...del salmón de criadero

 

Consecuencias sobre el ambiente

 

Aun cuando las reservas de salmón salvaje del Atlántico estén prácticamente agotadas, la cría representa una mísera alternativa si tenemos en cuenta las consecuencias sobre el ambiente.

Para responder a la demanda del mercado, en los últimos diez años la acuicultura ha aumentado más de un 400%. La mayor parte de los salmones son criados en jaulas o en recintos abiertos a lo largo de la costa, donde los peces deben afrontar a predadores como las focas o las aves marinas, que tratan de pasar a través de las redes. En consecuencia, son muchos los salmones que escapan de su encierro; y estos fugitivos amenazan a los ejemplares salvajes al aumentar la competencia por el alimento y los lugares de deposición y fecundación de los huevos. Las piscifactorías arrojan a los océanos directamente alimento no consumido, una masa de excrementos y, con mucha frecuencia, pesticidas y antibióticos, contaminando las aguas. Los parásitos y las enfermedades de los salmones de cría pueden ser transmitidos a los salmones salvajes amenazando así las poblaciones. Además, las enormes cantidades de pescados salvajes necesarias para alimentar a los salmones de cría (se necesitan entre 2,5 kg y 5 kg de pescado salvaje para producir 1 kg de salmón criado) significan que la acuicultura consume más pescado del que produce, un factor que agrava aún más la presión sobre las especies libres.

 

 Salud 

 

Aun recomendado con frecuencia como una de las mejores fuentes animales de omega-3, el salmón de criadero no debería ser consumido con asiduidad: contiene cantidades no despreciables de contaminantes. Los restos dejados por los desinfectantes y los antibióticos que se usan en las piscifactorías pueden, además, tener efectos sobre la salud de los consumidores o interferir en algunos tratamientos médicos.

 

Para una mayor información (en ingles), hagan click aquí.

 

Consejos y soluciones alternativas

 

No comer el salmón salvaje del Atlántico ni el salmón de piscifactoría. El acuario Monterey Bay (California, EE UU) aconseja, por ejemplo, el salmón salvaje de Alaska. Consulta las guías online para encontrar alternativas sostenibles en tu región.

 

Fuentes

 

Monterey Bay Aquarium

Seaweb 

Farmed and Dangerous

 


|
  Salmón de piscifactoría y salvaje (Atlántico)  
Slow Fish | Partners Lighthouse Foundation. Fondazione Slow Food per la Biodiversità ONLUS
 
 
 

Slow Food - P.IVA 91008360041 - All rights reserved

Powered by Blulab