Slow Food Slow Food Donate Slow Food Join Us
 
 

Para saber más   |   Actualidad   |   Prensa

|

English - Français - Italiano - Español - Deutsch
 
 

Búsqueda

   
   
 
 
 
 
Slow Fish - Le poisson bon, propre et juste
 
 

Atención a las etiquetas


Las etiquetas pueden y deben orientarnos.
 

La información de base
 

Según la legislación europea vigente, en la etiqueta deben aparecer:

 

• La denominación común de la especie (el nombre científico y facultativo)

• La zona de producción

• El método de producción

 

A día de hoy no es obligatorio incluir la fecha de captura, si bien se está discutiendo en el seno de la Comisión.

 

- Los productos pescados en el mar deben reflejar en la etiqueta la zona de pesca. Existen 12 zonas definidas por la FAO.

- Los productos pescados en agua dulce deben reflejar en la etiqueta la mención del Estado miembro o del tercer país de origen del producto.

- Los productos de la acuicultura deben reflejar en la etiqueta la mención del Estado miembro o del tercer país en que se ha desarrollado la fase final del producto.

 

Las organizaciones que se ocupan del tema de la pesca sostenible consideran que, para ayudar en serio al consumidor las etiquetas deberían ser más explícitas. Algunos desean que se certifique el pescado servido en los restaurantes. En diferentes regiones del mundo se están poniendo en marcha investigaciones para mejorar la trazabilidad.

 

El pescado eco-certificado

 

La cuestión de las eco-certificaciones en el sector íctico es muy controvertida y suscita polémicas cada vez más encendidas. Para algunas organizaciones internacionales de la pesca artesanal, las eco-certificaciones son sólo un medio usado por ciertas sociedades de pesca y acuicultura industriales para “lavar” prácticas poco recomendables. Frecuentemente, las eco-certificaciones no se aplican a los pescadores artesanales, que en el mundo son aún hoy la mayoría.

 

En el estado de cosas actual, los sistemas de certificación, si bien imperfectos, son sin duda el primer paso de una política responsable en materia de consumo de pescado. Ciertamente, es necesario mejorarlos y afinarlos: hacerlos más accesibles a los pequeños pescadores y piscicultores, sobre todo en los países emergentes, asegurando una imparcialidad real frente a los grandes productores e intermediarios. Informémonos pues, sin ingenuidad, sobre el pescado certificado Msc (o con otro tipo de certificación), sobre el pescado bio, y, si en verdad no tenemos acceso alguno a una cadena corta, dirijámonos a las propuestas de las grandes cadenas de supermercados que han adoptado códigos de conducta.

 

La etiqueta no lo es todo

 

Gambas de criadero despachadas como capturadas en la mar, filetes de limanda que se venden como platija, tiburón por pez espada o aun atún, pangasio por bacalao…

 

En los productos ícticos, desafortunadamente, son muy frecuentes las declaraciones falsas

 

Si demandamos sólo los pescados más comercializados a nivel mundial (espada, platija, bacalao, merluza), corremos el riesgo de comprar una especie diferente (más barata, no aún sobreexplotada o poco conocida en el mercado) que se asemeja a aquella que deseamos.

 

Una etiqueta puede reflejar el nombre correcto de la especie, pero ocultar el hecho de que el producto proviene de la acuicultura. Las gambas criadas en Tailandia, casi el 30% de la producción global, con frecuencia son exportadas con el epígrafe “especie salvaje”; y está también muy difundida la venta de salmón de criadero como “salmón salvaje”.

Se calcula que en Estados Unidos un tercio del pescado y de los mariscos en el comercio están etiquetados con informaciones falsas. La disminución de los recursos, la pesca ilegal, las lagunas de la legislación y la tentación difundida de obtener, aun con fraude, mayores beneficios, son factores que han favorecido ulteriormente la tendencia a aplicar etiquetas engañosas.   

 


|
   
Slow Fish | Partners Lighthouse Foundation. Fondazione Slow Food per la Biodiversità ONLUS
 
 
 

Slow Food - P.IVA 91008360041 - All rights reserved

Powered by Blulab