Slow Food Slow Food Donate Slow Food Join Us
 
 

Para saber más   |   Actualidad

|

English - Français - Italiano - Español - Deutsch
 
 

Búsqueda

   
   
 
 
 
 
Slow Fish - Le poisson bon, propre et juste
 

A un paso de privatizar los caladeros del Cantábrico


06/12/12

La confereración Ecologistas en Acción advierte que el plan de gestión del Gobierno amplia la introducción de las Cuotas Individuales Transferibles, hecho que podría favorecer la especulación y provocar graves desequilibrios territoriales. Aquí nos dan sus razones.

 

Ecologistas en Acción expresa su enorme preocupación ante el nuevo Plan de gestión de pesca para el caladero del Cantábrico y el Noroeste propuesto por el Gobierno. La ampliación de la introducción de las Cuotas Individuales Transferibles (CIT) propuesta en el Plan, llevaría a la concentración de la actividad pesquera y a la hiperespecialización a favor de los grandes buques. Con las CIT se corre el riesgo de provocar desequilibrios territoriales, graves efectos socio-económicos para las comunidades pesqueras e impactos ambientales negativos.

 

El Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente cuenta ya con un borrador del nuevo "Plan de gestión para los buques de los censos del caladero nacional del Cantábrico y Noroeste", en el que se incluyen estas CIT en diferentes segmentos de la flota para el año próximo.

 

Las CIT consisten en asignar unos determinados porcentajes de captura entre los buques pertenecientes al mismo "censo por modalidad" (entre los cuales arrastre de fondo, volanta, rasco y palangre de fondo). Con este sistema, que ya se aplica en algunas artes y pesquerías, se permite a cada buque comprar, vender o transferir su correspondiente cuota. Se puede, por tanto, especular con la oferta y demanda de pescado, lo que favorece la privatización de un bien común y el negocio de los grandes buques y armadores.


Puntos principales del Plan propuesto por el Gobierno

 

Se cede, por tanto, el control a particulares. Se trata de un sistema de gestión económica que favorece la concentración de la oferta, la hiperespecialización en determinadas pesquerías y la sobreexplotación. Los ejemplos de otros países (como Dinamarca o Islandia) demuestran que la transferibilidad de las cuotas favorece movimientos especulativos en torno a los derechos de pesca.

 

Los riesgos socio-económicos y culturales son evidentes. La cuotas podrían derivar en la concentración de la actividad pesquera en un número reducido de puertos y buques, generando un desequilibrio territorial y la consecuente pérdida de empleo, mayor precariedad laboral, y entre otras cosas el retroceso de los saberes específicos y conocimientos ligados a la actividad pesquera.

 

La propuesta del Ministerio está todavía abierta a la presentación de enmiendas, pero no ha sido sometida a un proceso de debate con organizaciones involucradas en el sector. Un hecho grave, al tratarse de la gestión de un recurso natural común, y que va en contra las tendencias cada vez más reforzadas de un modelo participativo en la gestión de los asuntos públicos, que a todos pertenecen, como es el caso de los recursos pesqueros.

 

Para Ecologistas en Acción el plan va en la dirección contraria a lo deseable, es decir, garantizar la explotación sostenible y ofrecer un acceso justo y equitativo de los recursos pesqueros en buen estado de salud. Motivo que en oposición a las CIT, la organización propone dar un acceso preferente a los operadores pesqueros que practican una pesca de bajo impacto ambiental, con menores tasas de descartes, elevada ocupación y bajo consumo de combustible, entre otros aspectos esenciales a la hora de asignar el acceso al recurso.

 

En la propuesta del Ministerio se olvida además la vertiente ambiental, que únicamente se menciona en el primer párrafo del Plan, pero se ignora en el resto del documento y en los diferentes planes de pesca expuestos en los anexos. El estado de los recursos pesqueros, las evaluaciones científicas necesarias o los objetivos ambientales no parecen ser datos importantes para el Gobierno a la hora de gestionar la actividad pesquera en el caladero del Cantábrico y Noroeste, poniendo así gravemente en peligro el futuro de la pesca.

 

Fuente: Ecologistas en Acción

 

 

 

 

 

 

 



|
   
 
Slow Fish | Partners Lighthouse Foundation. Fondazione Slow Food per la Biodiversità ONLUS
 
 
 

Slow Food - P.IVA 91008360041 - All rights reserved

Powered by Blulab