Slow Food
   

SALONE DEL GUSTO / TERRA MADRE – Inaugurada la tercera edición de Terra Madre


Italy - 23 Oct 08

Muchísimas personalidades internacionales, distintos representantes de las instituciones políticas y Slow Food han intervenido en la ceremonia de apertura de Terra Madre, el encuentro internacional de las comunidades del alimento, que ha tenido lugar esta tarde en el Palasport Olimpico de Turín. Carlos Lopes, asistente de Ban Ki-Moon, ha leído un mensaje del secretario general de la ONU, el cual, deseando un gran éxito al evento, ha agradecido a Terra Madre su adhesión a la “partnership global para la alimentación”, un grupo de trabajo de alto nivel que quiere dar una respuesta global exhaustiva y coordinada a la crisis alimentaria mundial, y que está constituida, junto a las propias Naciones Unidas, por los Países donantes, la sociedad civil y el sector privado. A través de un vídeo, el príncipe Carlos de Inglaterra, recordando con afecto el recibimiento que se le reservó durante la primera edición de Terra Madre en 2004, ha definido a Carlo Petrini como «uno de sus héroes». Después, ha ratificado su “no” a la utilización de los OGMs; lo que urge, por el contrario, es “mejorar las técnicas sostenibles que trabajan en armonía con la naturaleza». Otros argumentos-eje que según el Príncipe deberían abordarse, son el aumento de la población y los cambios climático. Citando el informe de la ONU sobre Agricultura, conocimiento, ciencia y tecnología, ha declarado que «los saberes tradicionales y locales constituyen un extenso reino de prácticas acumuladas y de capacidad de crear conocimiento, necesario si queremos alcanzar el objetivo de la sostenibilidad y del desarrollo». Para Sam Levin, estudiante de la Monument Mountain Regional High School que ha explicado con gran entusiasmo su Proyecto Brote, una forma de huerto escolar que ha implicado a un número creciente de estudiantes en Massachusetts, Terra Madre es «el increíble comienzo de una potente revolución». Una revolución que sólo puede llevarse a término con la implicación de los jóvenes, «la generación que reconciliará al género humano con la Tierra». Para Tewolde Berhan Gebre Egziabher, director general de la autoridad etíope para la protección ambiental, vista la crisis de la agricultura industrial en Asia, Europa y América, la agricultura de subsistencia africana podría convertirse en una referencia de la cual partir para intensificar la producción global de alimentos de forma compatible con la salud de la tierra: «La fuerza de los continentes más recientemente habitados se combinará con el patrimonio de conocimientos prácticos y sabiduría de los habitantes del viejo continente originario para hacer que el impacto humano en la bioesfera sea sostenible para siempre». Paolo Di Croce, secretario de Slow Food Internacional, ha subrayado que: «Los jóvenes son el futuro de la misión de Terra Madre. Por este motivo este año hemos implicado a 943 estudiantes procedentes de todo el mundo. Además, Terra Madre se ha abierto a la música, porque es trabajo, pero también fiesta. La presencia de los productores de fibras naturales quiere llamar la atención sobre la cuestión del sector textil». Di Croce ha recordado además cómo en los últimos cuatro años se han organizado distintas ediciones de Terra Madre a nivel nacional y regional, en Brasil, Suecia, Holanda, Kenia, que han dado vida a distintos proyectos de solidaridad y cooperación entre países. Sergio Chiamparino, Alcalde de Turín, ha declarado que «Terra Madre es una magia, capaz de hacer realidad un encuentro con la tierra y con los campesinos en una ciudad todavía fundamentalmente industrial. Capaz de conducir al redescubrimiento de una relación ancestral entre el hombre y la tierra. Pero esto no debe llevar a pensar en la agricultura como en una fase arcaica y antigua, sino en algo profundamente moderno. La vuelta a la economía real es la respuesta a crisis actual. El alcalde comparte con el auditorio de Terra Madre dos sueños: hacer realidad un mercado de barrio con los productos de las comunidades piamontesas de Terra Madre y un comedor escolar con las materias primas del territorio. «El sentido de Terra Madre – añade el alcalde – es recordarnos que somos un cruce entre la naturaleza y la cultura, y que redefinir nuestra relación con la naturaleza es el único modo de salvar la humanidad». Alice Waters, Vicepresidente de Slow Food, después de presentar el vídeo de Carlos de Inglaterra, ha afirmado que: «éste es el momento ideal para que los líderes americanos afronten el problema alimentario mundial. Es el momento de realizar un acto simbólico, por ejemplo un huerto delante de la Casa Blanca, como ha hecho el alcalde de San Francisco delante de su ayuntamiento». Bandada Chiva, Vicepresidenta de Slow Food Internacional y presidenta de la asociación Navdanya, ha afirmado con contundencia: «Estamos en medio de tres crisis – financiera, ambiental y alimentaria – porque estamos gobernados por el deseo de riqueza. Los cinco gigantes de la genética querrían controlar la distribución de alimentos en el mundo, pero nosotros deseamos que eso no ocurra nunca. Deseamos que se derrumbe el sistema actual según el cual todo es mercancía, incluso el agua, incluso las personas: hay cosas, como las semillas y la tierra, que no pueden considerarse como una mercancía». Vandana Shiva ha invitado después a los campesino africanos a viajar a la región india del Punjab para ver un ejemplo de agricultura “virtuosa”: «Vosotros sois “tentados” con pesticidas y transgénicos, pero éstos crean desastres ambientales y no es cierto que sean capaces de producir más alimentos». A partir del invierno de 2008, la asociación Navdanya va a promover en India una campaña contra la biopiratería. Carlo Petrini, presidente de Slow Food, ha concluido la ceremonia recordando que la agricultura no es sólo un sector económico sino también visión holística, respecto, convivencia. A propósito de la crisis económica, para el Presidente «no se trata de una crisis pasajera: es histórica y será larga. Estamos preocupados pero sentimos también que ya era hora de que acabara la vergüenza de las especulaciones. Esta crisis llevará a tener más respeto por la economía real, la agricultura, la artesanía. Terra Madre no es, como algunos creen, un encuentro pacífico de una humanidad pobre y marginal, sino un conjunto de personas que constituye la mayor multinacional virtuosa del alimento».