Slow Food
   

Salone del Gusto y Terra Madre


Italy - 23 Aug 10

El Salone del Gusto y Terra Madre 2010 constituyen una etapa más en el camino plurienal que tiene como objetivo convertir la mayor exposición-mercado de calidad y el más importante encuentro de comunidades del alimento procedentes de todo el mundo en eventos de impacto ambiental reducido. Slow Food, la Administración Regional del Piamonte y el Ayuntamiento de Turín, organizadores de ambas ferias, junto a la Escuela de Diseño Industrial de la Politécnica de Turín y, a partir de este año, a la Universidad de los Estudios de Ciencias Gastronómicas, han renovado su compromiso en el proyecto Un nuevo modelo de evento de impacto ambiental reducido promoviendo unos escenarios de desarrollo innovadores. Ambas citas constituyen, pues, nuevamente, un laboratorio único para experimentar y avanzar propuestas. Por primera vez, expositores y visitantes son llamados a convertirse en co-organizadores: sus comportamientos determinan la reducción del impacto ambiental de todo el sistema-evento. El proyecto se había iniciado de forma experimental en 2006 con la recopilación y el análisis de los datos. El resultado alentador alcanzado en la edición de 2008, con un menos 45% de impacto ambiental de todo el sistema analizado, incita a los promotores del estudio a plantearse un nuevo objetivo para 2010: el menos 60%. Las innovaciones más relevantes afectan a los materiales de montaje y a la logística para el transporte de las mercancías, mientras que otros ámbitos, como los recipientes y utensilios para el consumo de alimentos y la gestión de los residuos, son objeto de proyectos más eficientes y eficaces. También se adoptan unas estrategias particulares para la reducción de los soportes de comunicación en papel, sin que ello altere la cantidad y calidad de la información proporcionada a los visitantes. El estudio, los elementos del proyecto, las soluciones aplicadas para la edición de 2010, los patrocinadores implicados y los objetivos futuros se presentan en una instalación ubicada en el pabellón 5. Éstos son algunos ejemplos concretos del proyecto: Componentes para el montaje Todos los tenderetes, los stands del mercado y otras áreas expositivas están realizados en colaboración con Palm, que proporcionará sus Greenpallet® proyectados según los principios del diseño ecológico, realizados con madera certificada FSC y PEFC (procedente de bosques gestionados de forma correcta y responsable según unos rigurosos estándares ambientales, sociales y económicos) y acompañados de la etiqueta AssoSCAI (Asociación para el Desarrollo de la Competitividad Ambiental de Empresa). Gracias a la red creada por los sujetos que contribuyen a la realización del Salone del Gusto, esos mismos Greenpallet® continuarán su ciclo de vida y serán reutilizados por las empresas Lavazza y Mapei, para la logística de transporte de las propias mercancías, permitiendo reducir el impacto ambiental y económico del evento y propiciando una cadena bosque-madera-consumidor responsable. La logística para el transporte de mercancías El aprovisionamiento y la gestión de los productos alimenticios utilizados en la preparación de los platos en las áreas gestionadas por Slow Food – Laboratorios del Gusto, Teatro del Gusto, comedor de Terra Madre - son coordinados por Risteco. El consorcio, junto a las entidades organizadoras, promueve estrategia de desarrollo sostenible para el sector de la restauración colectiva, como, por ejemplo, productos biológicos locales y movimiento de las mercancías en medios de elevada eficiencia ambiental. Materiales para facilitar el consumo de alimentos En el Salone todos los expositores utilizan materiales completamente biodegradables. Cubiertos, bolsas, servilletas de celulosa y Mater Bi están a su disposición por un buen precio gracias a la colaboración renovada con Novamont. Aplicando el diseño sistémico, los residuos producidos por el uso de dichos componentes entrarán a formar parte de la cadena de recogida de material orgánico, para su posterior reciclaje en la generación de un nuevo producto: el compost. Recogida diferenciada de residuos Gracias a la implicación de Amiat, Azienda Multiservizi Igiene Ambientale Torino s.p.a., el sistema de recogida diferenciada interna y externa al evento apuesta por incrementar el excelente resultado alcanzado en 2008: 58,4% de diferenciación de residuos. El proyecto para el Salone 2010 prevé la recogida integral de todos los apartados (plástico, papel, vidrio y latas, residuos orgánicos y residuos indiferenciables) organizada en tres niveles: las isletas de recogida, custodiadas por voluntarios de la asociación que ayudan al público a introducir el residuo en el contenedor adecuado; el sistema “banco por banco” con el cual se retiran los residuos ya diferenciados por cada expositor dentro de su propio espacio; la recogida de material (sobre todo orgánico) en las cocinas y en los espacios de preparación de los platos objetos de degustación. Los distintos apartados se trasladan después a la planta de reciclaje. Todo el proceso está controlado y garantizado por Amiat, gracias también a la colaboración de patrocinadores como Comieco y Ecoglass. Reducción de los soportes cartáceos y utilización de papel Continúa la experimentación de estrategias innovadoras para reducir progresivamente los soportes en papel aun manteniendo alto el nivel de información transmitida. Por primera vez en el Salone se utiliza el código QR que permite descargar en el propio móvil las informaciones detalladas sobre los Baluartes Slow Food italianos e internacionales. Se ha reducido considerablemente el número de folios y comunicados de prensa en papel, mientras que se ha implementado ulteriormente la utilización del correo electrónico y de la descarga de textos, fotos y videos de la página web. La otra novedad concierne a la información repartida a los periodistas durante el evento, que ya no va en soporte de papel sino en un práctico y ecológico pen drive. Sin embargo, algunos materiales hay que seguir imprimiéndolos: para el programa en italiano, la carta de vinos y el mapa se utiliza papel con certificación FSC, procedente de bosques correctamente gestionados desde un punto de vista ambiental y social.