Slow Food
   

Itinerario Slow en el Salone del Gusto


Italy - 22 Jul 10

La mejor manera para describir los espacios y las novedades de la edición de 2010 del Salone del Gusto es trazar un itinerario ideal que el visitante puede realizar. Se entra al Lingotto Fiere por via Nizza 280, donde se llega con el transporte público, y por la explanada a espaldas del recinto ferial, accesible desde la estación de ferrocarril de Lingotto, atraversando la Pasarela Olímpica; este lado es incluso más cómodo para aparcar automóviles. Hay, pues, dos entradas y dos líneas de taquillas, para evitar en lo posible la formación de colas y acortar la longitud del trayecto a pie. En el camino hacia las cajas se encuentran los puntos de afiliación a Slow Food que permiten al visitante hacerse socio del caracol y usufruir así de los descuentos en el precio de la entrada y de las distintas oportunidades exclusivas y reservadas. En efecto, este año los socios de Slow Food son tratados como auténticos invitados de honor. Una vez sacada la entrada, ¡empieza el tour! Se entra este año por el pabellón 5 donde el visitante es recibido por los organizadores – Administración Regional del Piamonte, Ayuntamiento de Turín y Slow Food – y por los patrocinadores del evento - Lurisia, Consorzio per la Tutela dell’Asti docg, Lavazza, Consorzio del Parmigiano-Reggiano, Intesa Sanpaolo y Pasta Garofalo. En el stand de Slow Food se pueden encontrar artículos conmemorativos para coleccionistas, así como todas las novedades y los clásicos de la editorial para comprar o consultar cómodamente en el área lounge anexa, como en una verdadera librería. Los socios, además, tienen reservadas unas salitas acogedoras. Puesto que el Salone del Gusto se propone facilitar un acercamiento curioso e interesado, en el espacio Slow Food Educa es... hay concursos, juegos, ejemplos y degustaciones, modulados según las distintas edades, que ofrecen una clave de lectura del tema alimento +/= territorios y algunos consejos sobre cómo orientarse entre los expositores del Salone. Los jóvenes a punto de elegir un camino académico pueden detenerse en el stand de la Universidad de los Estudios de Ciencias Gastronómicas, informarse sobre los programas de grado y posgrado propuestos por la facultad de Pollenzo (Cúneo) y encontrarse con estudiantes que ya han vivido esta experiencia universitaria. Atravesando la puerta central de salida del pabellón 5 hacia el cuerpo principal del recinto ferial, se entra en el corazón de la sección expositiva, el gran mercado del Salone del Gusto. En los pabellones 1, 2 y 3 la relación entre alimento y territorios se expresa de forma inmediata y tangible: la distribución de los expositores ya no sigue las calles temáticas (dulces, quesos, cereales, et.), sino el origen. Una torreta, fácilmente identificable a simple vista, indica el área geográfica de pertenencia de los productores que presentan sus especialidades. De los quesos a los dulces, de las conservas a los embutidos pasando por destilados, pasta y pescado: en el mercado está presente lo mejor de la producción local, gracias a la colaboración con las coordinadoras territoriales de Slow Food. Representantes de la asociación y socios de todo el mundo trabajar a diario para encontrar, introducir en la red y apoyar a productores del sector agroalimentario de calidad y gracias a ellos, que los han seleccionado de uno en uno, en el Salone 2010 están presentes los mejores. Los Baluartes italianos e internacionales, reagrupados en un área única en las ediciones anteriores, muestran su identidad gastronómica entre los tenderetes de los territorios de pertenencia: más de 200 stands, reconocibles por el color naranja y el rótulo, exponen el resultado, listo para degustar, de un modelo de agricultura basado en la calidad, en la recuperación de los saberes tradicionales, en la sostenibilidad. Comprar bueno, limpio y justo es posible también en la vida diaria, gracias a los Mercados de la Tierra: una red de mercados campesinos organizada por Slow Food y por la Fundación Slow Food para la Biodiversidad, lugares de encuentro entre agricultores, artesanos y co-productores. En las áreas regionales del Salone están presentes y se dan a conocer, para promover una relación nueva, más directa, entre producción y consumo. Y ahora vayamos al detalle de lo que puede encontrarse merodeando entre los tenderetes y los stands. El pabellón 1 alberga expositores y áreas de degustación procedentes de fuera de Italia: Gran Bretaña, Francia, Croacia, Polonia, Rusia, Islandia, España y Corea del Sur son algunas de las naciones representadas. Mieli Thun monta un espacio lúdico de degustación de las mieles de las comunidades del alimento de Terra Madre. Un papel importante desempeñan las cervezas, que pueden probarse en la versión estadounidense, gracias a la Brewers Association, y en la inglesa, disfrutando de la atmósfera de un auténtico pub al estilo anglosajón montado para la ocasión. El vino es geografía, en el sentido más amplio del término. Conocerlo, hablar de él y probarlo supone entrar en contacto con un mundo hecho de lugares, paisajes y personas, de territorios precisamente. La Enoteca, también en el pabellón 1, es el espacio en el que se pueden catar más de 2.000 etiquetas italianas y extranjeras. La sala Slow Wine-Banca del Vino es una novedad de 2010: una enoteca en la enoteca dedicada a la degustación de caldos de prestigio, donde apasionados y entendidos tienen la posibilidad de elegir entre más de 300 importantes etiquetas de viejas añadas de la Banca del Vino o catar los vini Slow, reconocimiento otorgado por la nueva guía Slow Wine de Slow Food Editore. Cada día, además, esta sala acoge eventos exclusivos con viñadores internacionales y las provocaciones gastronómicas de Davide Scabin del Combal.Zero de Rivoli (Turín). El tour continúa en los pabellones 2 y 3, donde están presentes los productores italianos. Desde los Alpes hasta las Islas, están representadas todas las regiones en una suerte de Italia gastronómica en miniatura. El Salone 2010 se renueva también en la organización de las áreas de degustación, no identificadas ya simplemente con Cocinas e Islas del Gusto, sino gestionadas directamente por cada región. Un amplio abanico de opciones para el visitante, que puede elegir entre las decenas de variaciones sobre el tema restauración interpretado localmente. Una etapa inconsueta, novedad del Salone 2010, es la del Cocktail Bar, a la entrada del pabellón 2, gestionado por un equipo de bármanes profesionales como Dom Costa (del Liquid de Alassio) y Tommaso Cecca (del Trussardi Café de Milán), en colaboración con Velier. Un ambiente exclusivo donde los mejores bartenders del mundo – entre ellos, Salvatore Calabrese, Agostino Perrone, Chris McMillian – se exhiben en acrobacias alcohólicas e imparten cursos de formación sobre la historia y las tendencias de la coctelería más actual. Saliendo del pabellón 3 con dirección al Oval se atraviesa la carpa que alberga una de las propuestas de más éxito en el Salone 2008: los puestos de comida callejeros. Aquí se encuentran los quioscos de muchas comidas callejeras de dentro y fuera de Italia, desde la focaccia de Recco a la piadina romañola, o la comida para llevar de China y del Kurdistán iraquí. Nuestra idea de fast food, presente en tutto il mondo, pero distinta en cada lugar: la respuesta gastronómica que se impone sobre la homologación global del gusto. El pabellón Oval, además de ser la sede de los seminarios y de los encuentros de Terra Madre, este año también es lugar para la profundización. Aquí se desarrollan los Laboratorios del Gusto, las famosas degustaciones dirigidas de Slow Food, todos con traducción simultánea italiano/inglés. También el Teatro del Gusto, la forma más directa para entender y probar los platos emblemáticos de chefs italianos e internacionales que cocinan revelando los secretos de sus recetas perfectas, tiene su espacio en el Oval; mientras que uuna atmósfera más íntima y acogedora queda reservada a los Encuentros con el Autor y a los Laboratorios de la Memoria, donde se pueden degustar grandes vinos y productos exclusivos, conocer de cerca a grandes personajes y recoger su testimonio. En la página www.salonedelgusto.it todas las actualización desde ahora hasta el 21 de octubre.