Slow Food
   

Si la biodiversidad vive, vive el planeta


Italy - 17 Sep 11

Slow Food ha concluido la primera jornada de Cheese con una conferencia internacional sobre un tema de interés común: el drástico colapso de nuestra biodiversidad. Piero Sardo, presidente de la Fundación Slow Food para la Biodiversidad Onlus, ejerció de moderador de la mesa redonda solicitando de los expertos la identificación de los mayores riesgos y las posibles soluciones para efectuar una verdadera reforma, opiniones que después pasó de manera simbólica a Hannes Lorenzen, asesor en la Comisión de Agricultura y desarrollo rural del Parlamento Europeo. Todos los participantes en la conferencia coincidieron en identificar la agricultura intensiva y la ausencia de rotación de los cultivos entre las principales causas de pérdida de biodiversidad agroalimentaria y silvestre, subrayando diferentes aspectos. Es igualmente fundamental una reforma radical de la Política Agrícola Común (PAC), en curso durante estos meses, que ha de adoptar modalidades de pago que privilegien a aquellos agricultores respetuosos con el ambiente y con los recursos. Susanna Cenni, diputada del PD y miembro de la comisión de agricultura de la Cámara de diputados, presentó una proposición de ley para la protección de nuestra biodiversidad, creada en colaboración con Slow Food: «En esta crisis económica es fundamental que las reformas se centren en temas como salud, alimentación y ambiente. Los objetivos son defender los recursos genéticos autóctonos animales y vegetales, tutelando el derecho de las comunidades locales y creando un padrón de la biodiversidad», explicó. El resto de expertos pusieron el acento sobre diversos aspectos vinculados con la pérdida de biodiversidad: desde la situación de nuestros mares hasta el desplome de la avifauna en los cielos, con un paréntesis específico sobre Rusia, donde la sociedad civil trata de movilizarse en defensa de la biodiversidad nacional. Compartiendo las críticas sobre la lentitud o ausencia de reacciones por parte de los gobiernos y las instituciones, sobre todo a causa del conflicto de intereses con las grandes multinacionales, Lorenzen identificó algunos aspectos fundamentales para influenciar las políticas internacionales y la reforma de la PAC. «La clave de una verdadera reforma está en las iniciativas de la sociedad civil y por eso Slow Food representa una auténtica revolución. La investigación y la educación son fundamentales para implementar la relación entre agricultores y consumidores a fin de que estos últimos se transformen en coproductores. Sin la presión de todos no será posible obtener verdaderas reformas, y es urgente que actuemos ya», concluyó. En la conferencia participaron asimismo Bo Normander, Director para Europa del WorldWatch Institute, Ariel Brunner, Director de EU Policy en BirdLife Europe, Francesco Sottile, profesor de la Universidad de Palermo, Silvio Greco, biólogo marino y responsable del área ambiente de Slow Food Italia, Baranov Alexander Sergejevitch, miembro de la Comisión Internacional para el Futuro de la Alimentación y de la Agricultura rusa, y Francesco Panella, presidente de Unaapi.