Slow Food
   

Carlo Petrini en Barcelona


Spain - 30 Apr 08

Atraer la atención sobre la cuestión agroalimentaria, en particular sobre los riesgos que comportan los OGMs y la pérdida de biodiversidad, e incrementar la red asociativa en España. Éstos son los objetivos de la participación de Carlo Petrini, presidente de Slow Food, en BioCultura, la feria española más importante en tema biológico, que tendrá lugar en Barcelona del 8 al 11 de mayo (Palau Sant Jordi, www.biocultura.org).

El programa de eventos en los que intervendrá Carlo Petrini el domingo 11 de mayo es rico, empezando por aquél en el que describirá la filosofía asociativa (13 horas, Sala 1). Desde los primeros pasos, con la propuesta de una alternativa a la sociedad del fast food a finales de los años ’80, hasta hoy, en que se perfila como una asociación eco-gastronómica que cuenta con 86.000 socios en 130 países y que propone el alimento bueno, limpio y justo como instrumento para favorecer la biodiversidad y una agricultura justa y sostenible.

Inmediatamente después, Petrini participará en el encuentro La stevia, la planta que las multinacionales de los edulcorantes pretenden ocultar (14 horas, Sala 1), junto a Josep Pàmies, productor y líder del Convivium Slow Food de Balaguer. En esta ocasión, la asociación española presentará el manifiesto en apoyo de la stevia. Los extractos de esta planta, originaria de Paraguay, tienen un poder endulzante 200 veces superior al del azúcar, pese a no proporcionar ninguna caloría ni alterar los niveles de glucosa en sangre. Actualmente, una vez verificados los efectos de la planta en el hombre, la FAO y la OMS han introducido la stevia en una lista momentánea de comercialización, a la espera de su inclusión definitiva en el Codex Alimentarius. Sus extractos, utilizados desde hace siglos por los indígenas sudamericanos y muy extendidos en Japón, pueden adquirirse sólo en herbolarios de Estados Unidos, mientras que en Europa, excepto en algunos países, no se admite su venta. La comercialización de la planta determinaría un contragolpe significativo a la industria de los endulzantes, dominada por los productores de azúcar y de otros edulcorantes sintéticos.
La historia, las características y los usos de la stevia en la cocina ocuparán el lugar central de un Laboratorio del gusto durante el próximo Salone Internazionale del Gusto, en Turín del 23 al 27 de octubre. Durante esos mismos días, en la tercera edición de Terra Madre, cocineros y productores de stevia de Paraguay podrán debatir sobre las posibilidades de comercialización de este edulcorante.

Durante la tarde, el propio Pàmies presentará la campaña Som lo que sembrem (18 horas, Sala 2), en favor de la propuesta de ley de iniciativa popular para una Catalunya libre de OGMs (www.somloquesembrem.org).
Están próximas a alcanzarse las 50.000 firmas necesarias para presentar la propuesta, si bien la plataforma que la sostiene, y a la que pertenece Slow Food en España, pretende reunir muchas más, a fin de representar un frente más amplio de oposición a los OGMs.
Hasta el ingreso de Rumanía en la UE, España ha sido el único país en el que los OGMs podían cultivarse a gran escala. Desde 1998 los cultivos transgénicos han aumentado de forma exponencial, sobre todo en Catalunya y Aragón, las comunidades con más amplias extensiones de campos experimentales.

La asociación Slow Food en España ha aumentado en aproximadamente un tercio durante el último año. Actualmente cuenta con 1.200 socios y 20 Convivia. Cuarenta productos agroalimentarios españoles se han insertado en el Arca del Gusto, un catálogo de las excelencias gastronómicas en peligro de extinción, y 9 de ellos se han convertido en Baluartes, proyectos centrados en el territorio para ayudar a los productores a relanzar su comercialización. En Terra Madre 2008 estarán presentes más de 170 participantes procedentes de España, entre representantes de las Comunidades del alimento, cocineros y jóvenes (www.terramadre.org).